Una empresa malagueña construye viviendas a precios muy por debajo de mercado.

Unos jóvenes constructores andaluces “rompen” el mercado con precios sociales

JLV/ANDALUCIA

El acceso a la vivienda es el grave problema pendiente de abordar. Los costes, las hipotecas y lo caro del suelo, hacen para muchos de este derecho un sueño lejano. En Mollina (Málaga), unos empresarios jóvenes y tal vez soñadores, están apostando -reduciendo mucho los beneficios- por hacer de la utopía realidad, ofreciendo viviendas a precios muy por debajo del mercado en distintas localidades andaluzas. Los hemos entrevistado para El Plural/Andalucía para conocer la filosofía de su empresa

<!–

Hablamos con José Manuel Torres, uno de los propietarios y gerente. Lo primero que nos ha chocado ha sido ver una web de una empresa constructora, encabezada por el artículo 47 de la Constitución que habla del derecho a la vivienda. Tal vez sean unos soñadores pero de momento le están echando un pulso al voraz mercado malagueño y les va muy bien. Su lema, o mas bién pasión y vocación, es el creer de verdad en la vivienda protegida y reducir mucho los beneficios. Su expansión está siendo fulgurante con construcciones en Oria, Arboleas y Vera (Almería), Sierra de Yeguas, Campillos, Cuevas de San Marcos (Málaga) y con proyectos inmediatos en la costa oriental malagueña como Torrox y Rincón de la Victoria. Esta es la charla con José Manuel Torres de la empresa Promotogar Proyectos Integrales, un empresario con sueños.¿Cree en la utopía del acceso a la vivienda para los jóvenes sin la doble hipoteca de sus vidas y de sus economías?
Evidentemente he de creer en la utopía, y de hecho le planteo una cuestión: ¿es posible tener un adosado de 90 m2 de protección oficial y a un precio de 84.000 €?, yo le respondería que sí, y además con una hipoteca que no supera los 310 € al mes. Creo que de esta manera no se está doblemente hipotecado. Sencillamente somos una empresa que nos preocupa la economía familiar de nuestros clientes y gracia a ellos, construimos viviendas muy por debajo del precio del mercado.

¿Tiene su empresa un parte de ilusión y de sueño social?
He de reconocer que la ilusión es una de las armas más poderosas de las que disponemos, es la que hace que busquemos con mucho ímpetu futuros suelos para poder construir viviendas de protección pública, es la que nos da fuerza para luchar contra las adversidades e intereses de agentes contrarios a nuestra filosofía de construcción y nos permite ir cumpliendo con ese objetivo social que nos impusimos cuando creamos Promotogar Proyectos Integrales, cuya sede central se encuentra en la localidad de Mollina.

¿Nos les gusta ganar mucho dinero como al resto de promotoras y constructoras? ¿Les ven como unos intrusos progresistas?
Simplemente consideramos ganar lo justo, sin abusos, porque cuando se abusa de algo, acto seguido viene la indigestión, ¿puede ser lo que está pasando hoy? Nuestra metodología es construir viviendas de una manera industrializada, es como una cadena de producción de cualquier otro producto. Es con esta industrialización de la vivienda, con la que empezamos a marcar nuestros beneficios acorde al sentido común.
Antes sí nos veían como un problema y hoy por hoy, lo que sí notamos es que muchas de las empresas promotoras y constructoras de renta libre están buscando asesoramiento de Promotogar Proyectos Integrales.
Entonces, para los que en su día fuimos unos ilusos, unos intrusos, hoy somos parte de la solución a sus problemas.

¿Cómo consigue beneficios a unos precios tan ajustados y con calidad mientras otros no reducen alegando los altos costos de producción?
Es una cuestión de estrategia comercial formada por 3 empresas, cada una especializada en un área concreta: área de gestiones, promotora y constructora. Se ha creado una unión de 3 empresas para poder abordar el círculo completo de construcción de viviendas protegidas. Además se ha innovado en el sistema constructivo, para poder optimizar el tiempo de ejecución. Así lo que otra empresa tardaría 24 meses en construir, nosotros lo hacemos en 12. Mezclando todos estos ingredientes conseguimos construir viviendas de protección en el tiempo y a un precio razonable.

¿Cree que cualquier empresa del sector podría ofrecer los precios que ofrecen en cualquier provincia andaluza?
Si asumen nuestra filosofía tal vez tengan más probabilidades de conseguirlo, simplemente ha de asumirse que una vivienda protegida no es una de renta libre en cuanto a beneficios. Si asumen este principio, entonces estarán preparados para incorporarse a este mercado y si no lo tienen claro, por supuesto que ni lo intenten.
Actualmente nuestro campo de acción se está centrando en la provincia de Málaga y Almería, puesto que fue en estas provincias donde nacieron nuestras empresas. Más adelante crearemos una delegación en cada provincia de Andalucía.

Las empresas del sector de la construcción habitualmente echan sus redes en la costa, ¿se ha planteado su empresa construir a unos precios asequibles en la costa?
De hecho ya nos hemos introducido en la Costa oriental de Málaga, empezando por el municipio de Torrox, donde recientemente hemos licitado en un concurso del Ayuntamiento para poder adquirir un solar donde poder construir unas 28 viviendas plurifamiliares, a unos precios que rondarán los 105.000 €, en segunda línea de playa y en plena zona residencial extranjera, algo que hace un año era impensable. Si nuestras predicciones siguen el curso correcto, entonces el solar será nuestro.
Además estamos haciendo estudios de viabilidad en Rincón de la Victoria, exactamente en los alrededores del Campo de golf de Añoreta, también a unos precios similares a los de Torrox.

En los últimos meses en empresas del ramo se está viendo como tienen que cerrar o despedir a trabajadores porque no venden las promociones que estaban realizando ¿Le puede suceder lo mismo sigue trabajando sobre beneficios menores?
Nosotros establecimos unos beneficios mínimos y lo asumimos las 3 empresas, entonces es aquí donde marcamos el techo máximo al cual podemos llegar. Si lo tenemos claro, y nuestras promociones confirman actualmente que nuestros análisis son correctos, pues entonces podremos seguir adelante. Las viviendas de protección pública exigen eficacia, rendimiento y calidad, y ese es el pan nuestro de cada día.

Anuncios