• Top Clicks

    • Ninguna
  • Posts Más Vistos

  • Blog Stats

    • 316.527 hits

FRANCISCO CAMPS PRETENDE CREAR UNA “ALIANZA” CON EL PP DE CATALUNYA Y ANDALUCIA PARA QUE LE SIRVA DE TRAMPOLÍN EN SU ESTRATEGIA PERSONAL DE HACERSE CON EL PODER DEL PARTIDO CONSERVADOR…

jueves, 17 julio 2008

El diputado del PSPV en Les Corts, Vicent Sarrià, afirmó ayer que la alianza del PPCV con los populares andaluces, murcianos y catalanes “persigue boicotear la política progresista del Gobierno” y obedece “a una motivación estratégica en el camino hacia Madrid del presidente de la Generalitat y del PPCV, Francisco Camps”.

El “guapo” de la película. Sarrià, que en un comunicado se refirió así al encuentro entre populares valencianos y andaluces del martes, consideró que lo que se pretende es crear “el eje de los perdedores”, en el que estarían también los populares murcianos y catalanes, con el objetivo de “destacar por comparación, mientras los problemas de los valencianos están desatendidos”. Sarrià aseguró que la citada unión “no reporta ninguna mejora a la Comunitat, sólo a las ambiciones políticas de Camps que busca rodearse de los más débiles”, en alusión a los “paupérrimos resultados electorales de los populares en Andalucía”.

Alianza incoherente. El diputado socialista tildó este “nuevo eje popular” de “alianza incoherente y sin lógica” ante las “diferencias evidentes que muestran ambas comunidades”. “La solución a los problemas del agua, de la financiación autonómica, de la seguridad o la inmigración -defendió- requieren un planteamiento específico para cada comunidad, ya que las necesidades son distintas”. En este sentido afirmó que Costa “exporta a Andalucía las estrategias y tácticas valencianas ignorando la diferencia de partida ente los populares andaluces y los valencianos, y mientras aquí recoge los frutos del resultado de la batalla identitaria en Andalucía es justo lo contrario, ya que el PPA es el perdedor de la batalla y no puede ganar con estas tácticas y estrategias”, añadió.

La “gran marcha” de Camps a la calle Génova. Asimismo, insistió en que “esta alianza sólo busca impulsar el camino del jefe del Consell, Francisco Camps, hacia la calle Génova” por lo que le exigió “más seriedad en su política y la no utilización de los recursos de la Generalitat para sus aspiraciones políticas personales”. No obstante, Sarriá esgrimió que “el aupamiento de Camps mediante el agravio comparativo con los perdedores” no es la única causa de esta unión entre populares, sino que, además, “se pretende boicotear todo iniciativa social, progresista, que provenga desde el Gobierno de España”, pues a su juicio, “quieren privar a los ciudadanos de estas mejoras, como son la ayuda a la dependencia o a la emancipación de los jóvenes”.

La cobardía de la insinuación.

 ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • RAFAEL FERNANDO NAVARRO

    29/06/2008

 

En democracia la insinuación, como forma grosera de nadar y guardar la ropa, es una cobardía digna del más absoluto desprecio. En democracia tenemos la posibilidad de decir lo que pensamos. Cuando sólo insinuamos con el fin de poder argumentar a posteriori que no dijimos literalmente lo que en realidad dijimos a todas luces, estamos refugiándonos en la sucia mentira y en el farisaísmo propio de mentes mezquinas y contrahechas.

<!–

Cuando la nueva secretaria del PP. la centrista y centrada María Dolores de Cospedal, dice en la COPE que los españoles tenemos derecho a conocer la verdad de lo ocurrido el 11-M y a sus autores intelectuales, está por un lado diciendo una obviedad, pero afirmando por otro que en realidad nos han mentido el gobierno actual, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y los jueces que han dictado un veredicto claro sobre esos acontecimientos. Proclamar el respeto a un estado de derecho y negar los pilares sobre los que se mantiene es una contradicción “in terminis”.

Olvida la señora Cospedal que fuimos muchos los españoles que exigimos la verdad desde el primer momento, mientras Aznar adoctrinaba a los directores de los medios de comunicación sobre quiénes debía recaer inexorablemente la culpabilidad del atentado y ordenaba a su representante en la ONU que arrancara del organismo internacional una condena clara y explícita contra la banda terrorista ETA. Y fuimos muchos los que ese mismo día, con las aceras calientes de sangre y los tanatorios repletos de cadáveres, los que preguntamos por la autoría de tanto dolor, mientras Acebes, Astarloa y Zaplana nos mentían consciente y descaradamente. Quien nos mintió no fue el gobierno surgido de las urnas el 14 de marzo, sino el Presidente de un gobierno del Partido Popular encabezado por José María Aznar apoyado en los ministros que le acompañaban y que se encargaron de triturar una verdad que se supo con nitidez a las pocas horas del atentado.

Pero la Señora Cospedal, centrista y centrada, tiene que congraciarse con la COPE, con Pedro J. con Luis del Pino y con un miserable Miguel A. Rodríguez que sigue manteniendo que los españoles tenemos derecho a saber qué grupo terrorista puso a Zapatero en la Moncloa. La nueva Secratria del PP y la elegante voz del Sr. González Pons tienen miedo a esos profetas de la umbría e intentan aportar insinuaciones cobardes al sindicato de los conspiradores.

San Mariano Rajoy converso dice querer independizarse de Aznar, del Mundo y de las emisoras que tanto lo ensalzaron. Lo que no puede conseguir Rajoy es desprenderse de su sombra. Esa oscuridad chinesca lo perseguirá a donde quiera que vaya porque cada uno tenemos una inquebrantable projimidad con ella.

La honestidad, dentro y fuera de la política, es siempre una tarea dolorosa. Quien no sea capaz de soportar ese dolor no tiene dignidad para liderar la historia.

Análisis del Congreso del PP.

POLÍTICA

Seguirán yendo a por Rajoy, aun habiendo ganado el Congreso

El Príncipe de las Conspiraciones anuncia que “primero lo asesinarán” y luego “lo abdicarán”

El Congreso del PP lo ha ganado Mariano Rajoy y ello empieza a ser inapelable. Uno de los cerebros mediáticos de la operación de acoso y derribo planificada contra el jefe de la derecha sostiene que el vencedor ha sido Arenas, que es una forma de seguir menospreciando o ninguneando al político pontevendrés. Pero soslaya que quien promovió a Javier Arenas para formar parte del Comité de Dirección del PP fue Rajoy. Y lo mismo hizo con Alberto Ruiz-Gallardón, que es otro triunfador del cónclave pepero.

<!–

La perdedora -sin apenas paliativos- se llama Esperanza Aguirre, cuyos sueños de grandeza imaginándose inquilina del palacio de la Moncloa están convirtiendo a la más que ambiciosa lideresa madrileña, en la protagonista de una nueva versión del tan conocido como amargo cuento de la lechera. Ha conspirado cuanto ha podido desde antes del 9 de marzo, y después más todavía, para llegar a ser la sucesora de Rajoy. Ahora lo tiene mucho más difícil. Casi imposible.

La esperanza blanca
Aguirre era la esperanza blanca de los sectores más radicales del PP. Es decir, del aznarismo. Y el aznarismo ha sufrido un fuerte varapalo en este Congreso, aunque Aznar lo haya aprovechado para fustigar públicamente a su heredero, al que él designó por la vía del dedazo. Pues bien, cada frase de condena o de desprecio a la política que pretende llevar a cabo Rajoy se ha trasformado, estos días, en un boomerang contra quien las pronunciaba, que era Aznar . ¿O no es él el máximo responsable, como avalista de Rajoy, del giro hacia el desviacionismo de su discípulo bien amado en quien tenía puestas todas sus esperanzas?

Alta provisional
Aunque Aznar haya intentado matar al hijo, lo cierto es que muchos síntomas apuntan a que está siendo el hijo el que procura –al menos por la cuenta que le trae- matar al padre. Rajoy sale más fuerte del Congreso que cuando lo anunció poco después del 9 de marzo. Entonces parecía políticamente moribundo. Hoy los médicos le han dado el alta provisional. Sin embargo, Rajoy debe tener en cuenta que el peligro de una recaída persiste. Ha ganado una batalla, pero los amotinados no bajarán la guardia y seguirán blandiendo el hacha de guerra, porque la guerra va a continuar.

El orden de los factores
Sin ir más lejos, el Príncipe de las Conspiraciones –otro derrotado en el Congreso, como su compadre radiofónico- ayer recurría al rey de Inglaterra Ricardo II (1367-1400) para adentrarse en “historias tristes de las muertes de los reyes” y trazar un paralelismo entre ese monarca y Rajoy. A éste le vaticina muerte primero y abdicación después. Atención al párrafo en el que se lee que “estamos convencidos de que se cumplirá la profecía del hada intempestiva, de que quienes perforarán al hoy ungido con el huso envenenado por la pócima del sopor eterno están dentro de la sala y que lo único diferente será en este caso el orden de los factores porque a Rajoy primero “lo asesinarán” y después “lo abdicarán””.

Las urnas no lejanas
Irán a por él –seguirán yendo a por él- porque puede salirse con la suya y trasladarse dentro de cuatro años a la Moncloa y eso sería el fin de muchas ambiciones. También irán a por él porque si -antes o después- acaba lanzando la toalla, su sucesor sería el malvado Gallardón y eso tampoco lo soportan. Irán a por él porque sus intereses están mejor protegidos con el continuismo aznarista/ esperancista que con Rajoy, que no parece dispuesto, como Roma, “a pagar a los traidores”. Pero está claro que, más allá de las conjuras, Rajoy se la jugará en las urnas no lejanas de Euskadi, Galicia y europeas. O sube y, sobre todo, triunfa o probará, quiera o no, “la pócima del sopor eterno”.

Otra asignatura pendiente
Por otra parte, Rajoy y su flamante equipo siguen estando bajo sospecha respecto al centrismo. ¿Conseguirá Rajoy que la ciudadanía olvide o perdone su pérfido papel como jefe de la agitación y de los embustes más abyectos y lo consagre como líder de la moderación o de la, según él, “oposición constructiva”? Ésta es otra decisiva asignatura pendiente que no ha aprobado aún el renovado presidente del PP. Su oposición durante cuatro años fue destructiva. ¿Por qué de un día para otro, tras el veredicto de las urnas, se cambió de camisa? ¿Por qué tenemos que creernos la autenticidad de estas conversiones súbitas?

Enric Sopena es director de El Plural
 

 

 

 

Fraga: “Gallardón sería el mejor sucesor de Rajoy”

POLÍTICA

Y el alcalde cree que en 2012, el candidato será el “líder natural” del PP

Fraga: “Gallardón sería el mejor sucesor de Rajoy”

MARCOS PARADINAS

Lo que podría llamarse el “entorno” de Alberto Ruiz-Gallardón se ha repartido hoy el protagonismo en los medios. Tanto su mentor, Manuel Fraga, como el propio alcalde madrileño, han ofrecido sendas entrevistas, a El País y a El Mundo respectivamente. Incluso la mano derecha de Gallardón, el vicealcalde Manuel Cobo ha tenido su hueco en 20 Minutos, que ofrece hoy un avance de la entrevista que se publicará mañana.

<!–

El presidente fundador del Partido Popular realiza todo un ejercicio de apoyo a su discípulo y se desmarca de aquellos que critican las decisiones del alcalde dentro de su propio partido. Lo hace al asegurar que “la mayoría del partido está con Alberto Ruiz-Gallardón” y considera “muy probable” que el alcalde de Madrid pudiera recabar el suficiente apoyo para suceder al actual líder de los populares, Mariano Rajoy. “Gallardón sería el mejor sucesor de Rajoy”, sentencia sin rodeos el senador popular.

El alcalde es la “encarnación” del centro
Puntualiza que esa mayoría está con Gallardón “para el futuro, claro”, y subraya que en el PP hay una mayoría que apoya el centro reformista que encuentra en el actual alcalde “su mejor encarnación”. Incluso cuando toca hablar del presente, Manuel Fraga aprovecha para colar su querencia por Gallardón. Al preguntársele por una posible candidatura de Juan Costa, afirma que “tiene apoyos dentro de un sector del partido, y no en el conjunto” como Ruiz-Gallardón.

El líder natural
Si nos acercamos a la entrevista al alcalde de Madrid encontramos un inicio poco innovador. Habla, como no podía ser de otra manera, de la crisis interna de su partido, a la que hace referencia usando un tópico: “En política lo que no acaba contigo siempre te fortalece, y Mariano saldrá fortalecido del congreso”. Sin embargo, prefiere mojarse menos a la hora de hablar de las elecciones de 2012. “Si las elecciones cumplen su previsión temporal habrá otro congreso del PP antes”. Para entonces Gallardón señala que se elegirá al “líder natural”, que en “ese momento” será “el presidente del partido”. Piensa que “el mejor es Rajoy”, pero que “cuando llegue el momento de elegir el cartel electoral de 2012”, al PP le tocará elegir de nuevo “al mejor”.

Cobo contra Aguirre
Por su parte, en el avance ofrecido por 20 Minutos, Manuel Cobo dedica su espacio a cargar contra el entorno de Esperanza Aguirre. Asegura que “hay una serie de personas dentro y fuera del PP que tenían una hoja de ruta” para colocar a la lideresa al frente del partido “y les ha fallado”. Desde ese momento, “en lugar de presentar una alternativa, tratan de deslegitimar a Rajoy”. Incluso les acusa de buscar un “desgaste puro y duro” del líder, “y, por tanto, de mi partido”. Acusa de ello a algunos medios que buscan “marcar la agenda”. Sobre su superior, Gallardón, asegura que, “en este momento” no piensa presentarse como candidato, aunque tuviera los avales.

 

 

 

Miguel Ángel Rodríguez confirma que Aznar no está con Rajoy.

POLÍTICA

Mensaje del ex portavoz al líder popular: “No esperarás que ahora corran los aznaristas a apoyarte”

Miguel Ángel Rodríguez confirma que Aznar no está con Rajoy

MARCOS PARADINAS

 

El sábado por la noche, el programa de La Noria entrevistaba al periodista Miguel Ángel Rodríguez con motivo de dos nuevos libros que ha escrito. Sin embargo, al finalizar la emisión, quedó claro que había acudido más en calidad de ex portavoz del Gobierno de Aznar que de escritor. De hecho, podría decirse que volvió a representar al ex presidente para dejar claro a lo largo de la entrevista que José MarÍa Aznar está “disgustado” con Mariano Rajoy

Durante la entrevista se presentó en diversas ocasiones como un íntimo amigo de Aznar y hubo tiempo para recordar los vídeos de FAES que el ex portavoz califica de “encarguitos” del ex presidente del Gobierno, que ahora preside la fundación. La relación que les une hace evidente que las opiniones vertidas por Rodríguez en el programa son sino las mismas, cercanas a las que pretende callarse Aznar.

¿El vocero de Aznar?
El malestar del ex presidente de Gobierno con su sucesor lo deja claro Rodríguez cuando asegura que Rajoy “nunca ha reivindicado lo que ha hecho Aznar en España”. El ex portavoz da una explicación cristalina de que debe pensar Aznar ahora en un mensaje directo a Mariano Rajoy: “Claro si estás cinco años queriéndote separar de Aznar, nos esperarás que ahora corran los aznaristas a apoyarte”. Enric Sopena, que estaba entre los entrevistadores, le subrayó que acabase de reconocer que Aznar estaba dolido con Rajoy. “Sí”, contestó Rodríguez, que consciente de su afirmación intentó en seguida desmentirla.

El espíritu del PP…
También dio su opinión sobre esa suerte de entronación que Rajoy celebró en Valladolid la semana pasada, rodeado de los barones regionales que le apoyan. Al acto sólo faltaron Esperanza Aguirre y María San Gil, en claro gesto de disidencia hacia su líder. Rodríguez definió el acto como “la foto de aquellos que tienen el cargo y que no quieren quitarse” y apostilló que “ese no es el espíritu del Partido Popular”. El espíritu debe ser el de su amigo Aznar, que “dijo ‘yo estaré cinco años’ y se fue”, que no tiene que ver con el que parece atribuir a Rajoy. El de “yo me quedo en la silla pase lo que pase”.

… y el fantasma de la UCD
La periodista Paloma Gómez Borrero sacó a la palestra la posibilidad de que el PP pudiera dividirse. Miguel Ángel Rodríguez no quiso hacer previsiones sobre una posible escisión, pero dejó en el aire su impresión sobre el tema: “El fantasma de la división de UCD ha recorrido la sede del Partido Popular cuando Rajoy se ha enrocado con pequeño equipo”.

Juan Costa es la alternativa
Esa última reflexión sobre el “pequeño equipo” de Rajoy le sirve al ex portavoz popular para echar por tierra cualquier duda de que allí se estaba hablando de sustituir a Mariano Rajoy y que el amigo de Aznar hablaba por todo ese sector que quiere derrocarle. “Veo urgente que, si Juan Costa va a presentar alternativa, la presente” sentencia, y acompaña lo que dice con las manos, en un gesto de apremio. [Obviamente estas declaraciones se hicieron el sábado por la noche, antes de conocerse la renuncia de Costa a presentar candidatura] Concluye el tema asegurando que “yo desde luego apoyaría la renovación”. Se hace el silencio tras su frase, pero lo que parece sonar es el eco de más gente tras ese apoyo.

Falta de oposición
Rodríguez también mostró su rechazo a Mariano Rajoy y a su equipo al denunciar que, tras el anuncio de paro de los transportistas y la situación económica, no haya visto “a nadie del PP en los telediarios”. Criticando la pasividad del partido, el ex portavoz recalcó que “España necesita una oposición fuerte”, pero que en cambio “el PP se está pegando”.

Ataques a Pujol
Más allá de las crisis y las desavenencias en su partido, Rodríguez pisó el resto de la entrevista con la despedida que brindó al público. Se le pidió que definiese a diversas personalidades políticas, y el ex portavoz cambio la ristra de piropos general a los miembros de su partido por el desprecio a los nacionalistas en particular, y a Jordi Pujol en concreto. Al ex presidente de la Generalitat le calificó como “uno de los peores personajes para la historia de España”, una historia que “será durísima con él”. Esto sólo era un anticipo de lo que se vería después. En medio tuvo tiempo para llamar a Ibarretxe “el último representante de la ultraderecha que queda en España”.

“Son partidos xenófobos”
El ex portavoz del Gobierno de Aznar ofreció toda una exposición sobre su visión de los nacionalistas y la ultraderecha. Esta vertiente política, “en estos momentos está representada por los nacionalistas vascos y catalanes”. Aprovechando que acudía en calidad de escritor, se atrevió con un paralelismo: “El Dios, Patria y Justicia de Franco son ahora ellos con su ADN, con sus curas y sus barbaridades”. Y no hay mejor recurso literario que una sentencia contundente para poner el broche a PNV y a CiU: “Son partidos xenófobos”.

Defensa de los entrevistadores
No tocaba contrarréplica tras el interrogatorio, pero el despliegue de calificaciones de Rodríguez exigía alguna respuesta y los entrevistadores la dieron. Primero Maria Antonia Iglesias replicó que “Pujol quedará en la historia como un gran patriota, catalán y español”. El entrevistado se justificó asegurando que Pujol “ha querido destrozar España”. El director de Elplural.com, por su parte le expuso que “no se pueden decir las cosas que tú has dicho de un presidente como Puyol”, aunque él “nada tiene que ver con la ideología” del ex político catalán, “no se pueden decir las cosas que tú has dicho de un presidente como Pujol”. Pero esto último quedó interrumpido por Miguel Ángel Rodríguez, que exclamaba: “Es un ultraderechista”

 

 

 

Humor de Polonia (TV3) con la crisis del PP de fondo.

“Crecemos juntos”, sologan del Congreso del PP en Valencia.

Una muestra de cómo crecen, en Libertad Digital. 

 

Blog de Jesús Maraña 

«Crecemos juntos», pero unos más que otros

02 Jun 2008
22:40 
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame

Tags:  El Congreso Nacional del Partido Popular que se celebrará en Valencia entre el 20 y el 22 de junio ya tiene lema: “Crecemos juntos”. Según testigos presenciales, el que más creció en la reunión celebrada ayer por el Comité Ejecutivo del partido fue Juan Costa. Dicen que el de Castellón hilvanó un discurso claro, contundente, crítico y “leal”. Este último adjetivo no es baladí ante la cruz de navajas desatada en el PP. Costa miró a los ojos a Mariano Rajoy para espetarle ante 80 dirigentes que existe una “crisis de ilusión” entre los militantes y los votantes por la gestión que se ha hecho tras la derrota electoral del 9 de marzo. Y subrayó en varias ocasiones la necesidad de “un nuevo liderazgo integrador”.

Algunos de los presentes esperaban que Costa diera un paso más y anunciara su intención de disputar a Rajoy ese liderazgo en el próximo congreso. No dijo ni sí ni no, entre otras razones porque en política cada cual debe ser dueño de administrar sus tiempos. Igual que Rajoy mantiene el suspense sobre el nombre del próximo secretario general, Costa puede esperar hasta el último minuto para anunciar su decisión. Ayer no tocaba. Lo que pretendía más bien era ubicarse como referente de las voces críticas que un lunes sí y otro también surgen en el PP. A estas alturas y con la mayor parte de los avales ya comprometidos para Rajoy, quizás ése sea el único objetivo al que puede aspirar Costa a corto plazo, ya sea dando un paso al frente en Valencia o manteniéndose en la retaguardia. Tiene 43 años (diez menos que Rajoy) y tiempo de sobra para crecer, para ver pasar las elecciones gallegas y las vascas y las europeas. Situarse, ni más ni menos, como referencia de futuro tiene sentido político. Otra cuestión es si Costa será en 2011 el referente “integrador” o tendrá que disputar el papel al propio Rajoy y a varios (o varias) más.