• Top Clicks

    • Ninguna
  • Posts Más Vistos

  • Blog Stats

    • 316.527 hits

El ayuntamiento de L’Alcúdia de Crespins: Paralisis o desconexión neurológica.

Hoy empieza en Valencia el Congreso del Partido Popular que va a entronizar a Camps I que va a suceder, en un conclave a la búlgara, al que fuese su antecesor, mentor y detractor D. Eduardo Zaplana Hernandez-Soro, ex-ministro, ex-portavoz y actual usufructuario en la actualidad de un puesto en Telefónica que le rinde algúnos millones de euros al año que deberá de sumar a los obtenidos de una u otra manera en su etapa de mandatario público que arrancó con la transfuga Maruja la de Benidorm. Un carrerón sin precedentes rodeado de una impunidad inexplicable.

Los cadaveres que Camps I guarda en su armario del Palau de la Generalitat del que es el máximo exponente el otro emperador de castellón -dicese de Don Carlos Fabra- no son obice ni valladar para que tots a una veu los representantes de la congregación voten con la targeta del sí y salgan en tromba el próximo domingo a comerse el mundo y ocupar hasta la última rendija del poder político, económico, social o mediatico. Este beatífico Congreso va a abundar en la idea del levante feliz, la perversión del Gobierno de España y en la autosuficiencia del partido conservador para crear un espacio límbico en el que no penetre la crisis ni los deficits sociales de la Comunitat. El paraiso peperal.

En este pueblo de nuestras entretelas -L’Alcúdia de Crespins- gobierna el PP desde las elecciones locales de 2007. El gobierno local está siguiendo a piés juntillas el manual de buenas prácticas establecido por el partido conservador y, aplicando la vieja tactica de los equipos de futbol ramplones, está adormeciendo el juego, matando el partido de futbol de manera que el equipo contrario se contagie de la lentitud y ni siquiera corra lo más mínimo a robar la pelota para crear, al menos, una jugada de peligro. El aletargamiento es tal que a la izquierda progresista, mayoritaria en el número de votos, no está ni se le espera. Seguramente se ha retirado a los vestuarios porque no ve ya ni el balón.

Nos gustaría establecer el paralelismo existente entre la política de humo del PP en la Generalitat Valenciana y la misma, pero con humo más barato, que está realizando el PP en nuestro pueblo. Cuatro cositas, una mano de pintura, tres placas y algúnos pateticos discursitos jalonan el gobierno que debía llenar las arcas municipales de millones de euros y de invesiones nuestros espacios públicos. La evidencia deja en pelota picada la mentira, pero para ellos la evidencia no existe porque a la opacidad se una la esclerosis multiple ideológica, política y estratégica de una izquierda que personaliza sus cuitas sin pensar en los ciudadanos y, por tanto, queda muy lejos de poder establecer una convergencia de voluntades y de experiencias que posibiliten al menos que se vea un atisbo de esperanza de cámbio. Ni está ni se le espera. Estamos disfrutando de una larga siesta política ysocial y que estan, a mayor abundamiento, trasladando a los ciudadanos y la sociedad local y de la que son especialmente culpables.

La manía y la obsesión de cifrar los éxitos políticos en la exclusiva materia del capitulo de las inversiones o, de lo que más genericamente se conoce como el hacer cosas, está en la base de la paralisis política y en el deterioro de la acividad social y ciudadana. La izquierda ya se ocupó durante su largo periodo de gobierno local de resolver los temas del ciclo integral del agua -captación, suministro, distribución y depuración- que tenía grandes carencias en 1979, de clausurar los vertederos ilegales poniendo en funcionamiento un moderno servicio de recogida, traslado y tratamiento de residuos, dotando de infraestrutura cultural muy digna para la época, abriendo locales para la tercera edad, nuevos centros escolares, guarderias o espacios para la práctica del deporte individual o colectivo; se ocupó de la vivienda y de los espacios industriales y modernizó la administración pública local en la medida e los avances informáticos y de gestión que la tecnología ponía a su alcance que era, por que no decirlo, muy rudimentaria. Caminos rurales fueron asfatados, barrancos fueron encauzados, se ordenó el territorio en función de las necesidades de un crecimiento que entonces no podía llamarse sostenible porque no se había inventado el concepto, pero sí respetuoso con el entorno y con una concentración estratégica de los servicios públicos a los ciudadanos que permitieran la mayor eficiencia. La salud tuvo su espacio para una prestación digna de los servicios médicos y todo lo antedicho se asentó sobre una trama social muy tupida conformada por unas asociaciones dinámicas, emprendedoras, participativas, críticas y reivindicativas. Es lo que se debía de hacer y se hizo con la filosofía del servicio público como norte y bandera de la ació política cetrada en las necesidades reales del ciudadano.

Quizás los nuevos ediles necesiten ver sus nombres inscritos en las placas commemorativas de la inauguración de naderias en conraste con los de aquella étapa de la que no encontrarán ni una sola instalada por el ayuntamiento; pero esta manía obsesiva no les hace caer en la cuenta que estos hitos manifiestos de egolatría sirven tambien para recordar la ineficacia de la autoridad en estado permanente inaugurante. La obsesión lleva a negar la realidad del pasado y hacer un corte complice en 1999 que hace abstracción de todo para negar la evidencia y comenzar a gobernar mirando al retrovisos en vez de utilizar los prismáticos de largo alcance para atisbar el futuro.

Y el futuro ha llegado en forma de crisis etableciendo un parentesis de diez años que hace ya casi imposible retomar una filosofía de gestión -compartida responablemente en muchos aspectos de interes comnitario por la derecha local- basada en la necesidad del ciudadano y en la preparación del futuro colectivo como ámbito del desarrollo individual y social de nuestro pueblo. Mucha ha sido la critica insensata al endeudamiento local que en su día analizaremos con tranquilidad y sosiego en su contexto, pero el deficit producido en estos años no solo ha sido de caracter económico y de abandono de las inversiones realizadas, sino un déficit de políticas sociales solidamente implantadas que es mucho peos que cualquier contingencia económica porque deja al ciudadano ayuno de bienos servivios y desprotegido en las presentes circunstancias de crisis inmobilaria, financiera, de desempleo y de poder adquisitivo de nuestras familias.

Ahí es donde se espera a la izquierda, en el impulso de las políticas sociales de protección de los más débiles y en las de garantía de los derechos constitucionales de los ciudadanos a la correcta prestación de los servicios públicos; sencillamente porque esos so los valores y fundamentos de la izquierda política: garantizar, exigir, reivindicar y materializar las politicas que nos hacen a todos más iguales en un Estado de Derecho. Es una obviedad que esta coyuntura económica no la sufre igual el poble que el rico, elque tiene empleo que el parado, la mujer que el hombre, los sanos que los enfermos o los nuevos ciudadanos que han venido de otros paises a compartir con nosotros su vida. La contabilidad pública es tan versatil que los números se reformulan y los eficits son de distintos colores, pero la realidad social de cada día marca cada día con trazos más gruesos las lineas rojas que separan las distintas formas de concebir la política de la izquerda y de la derecha; por eso la izquierda es más responable: en los años de bonanza por abonar e impulsar políticas neoliberales de gobierno en una clara connivencia implicita con la derecha, al mismo iempo que abandonaban de manera progresiva los elementos clave de la defensa e los derechos sociales y las estructuras prestatarias en beneficio de una políca que ha devenido no solo vácua en su previsión, sino perjudicial para la población aunque no lo haya sido para un reducido número de personas de todos los colores. La izquierda abandonó, deslumbrada por un poder ficticio, sus elementos fundamentales y dejó el timón en manos desaprensivas que ahora no sacarán a este pueblo ni de la mediocridad económica ni del déficit social sencillamente porque no es conveniente para el sistema y porque recuperar el nervio comunitario precisa de una cirujía trenendamente invasiva.

Así que todos han optado por entretenerse en entretenimientos recreativos, acusaciones de ida y vuelta, irresponsabilidades sonrojantes, conformismos que ya ni desesperan, paralisis cronica de gestión participativa y una buna dosis de anestesia o sustitutos opiaceos que producen una desconexión neurológica que les instala en el nirvana de una realidad a la que hace años que han dado la espalda.

Mientras, la aumenta el desapego de la gente a la política, el desprecio al noble ejercicio de ejercerla, se deterioran las instituciones públicas, se pervierte el discurso práctico en beneficio de la vacuidad teorica y los jovenes, el futuro, se alejan hacia nuevos estadios de compromisos que abren los movimientos sociales o las ONGs que suplen cada vez más a esta política de laxitud indolente y de compromiso real de la izquierda. No sabemos si el enfermo está anestesiado o en estado catatónico, pero no es aixó, companys, no es aixó. Si no sois capaces de acitivar la conciencia individual, la conciencia colectiva seguro que dará, como lo ha hecho siempre, su veredicto inapelabre.

¡Volved a la realidad de una puñetera vez!.

 

De quin color son les decissions?

 

Una amiga que viu a la ciutat, cap i casal, em deia que la seua ciutat no es sol el cau del riu on s’erigeixen edificacions emblemàtiques, i circuïts automobilístics. Que si, que tot allò esta molt bé, però que al col·legi del seu fill, no s’escometen les reformes i el manteniment des de fa ja molts anys, i que igual passa, als parcs, jardins, i espais públics, on a més a més es planteja ‘privatitzar-se’ instal·lacions com ara pistes esportives.
On estan els llars joves, les biblioteques públiques, els llars de pensionistes, el recolzament als clubs amateurs esportius, i demés associacions vertebradores del pensar cívic i social?
On i com es presten els servicis de proximitat als ciutadans, be tributaris, be d’informació, o assistencials?
On es recalifiquen els terrenys d’us esportiu, per a altres estranys i curiosos usos?
Quin ús o desús es fa de la llengua dels valencians?
En quines condicions habiten a les aules els nostres fills? En barracons?
Son segurs, ecològics, i sostenibles els mitjans de transport públics? Quant s’inverteix anualment en el seu manteniment i la seua modernització?
Quin nombre de vivendes socials i/o protegides per cada 10.000 habitants es construeixen anualment?Després de tota aquesta perorata de questions, i com que sabia que uns amics tenien entrades per a Madonna, els mateixos, que ja van anar a vore a Elton John, o a The Police, i que estaven esperant-se a la seu de la Volvo-Race, al port de ponent, on es troben els iots més luxosos del mediterrani, junt amb el que la Generalitat té per a passejar-se en les regates, i vorer el gran premi d’Europa de F1, … de sobte, em vaig adonar, que tot havia sigut un somni, i que estava parat en un embús entre Plaça d’Espanya, i San Agustí, perquè hi havia un bus espaiat, impedint la fluïdesa del transit en hora punta. El bluetooth tornava a parlar-me mentre bufava i bufava per aliviar la calor de juliol.
I tot plegat, em preguntava, de quin color son les decisions?
I jo com que estava al centre de la ciutat, vaig dir que de centre. I aleshores vaig rumiar que tal vegada això del centre, era simplement on la gent vol treballar, però no on vol viure. Tots preferien l’esquerra del mapa, doncs la dreta estava copat pels iots de gent forastera, que si tenien multitud de serviciss i instal·lacions públiques per al seu exclusiu goix .

I vaig seguir camí, trencant per Guillem de Castro, cap al carrer Coronas, on m’esperaven per dinar. Si es que puc estacionar. (eixa es l’altra).
 
 

 

 

GRACIES A L’AMIC I COMPANY PEPE SELLÉS PER ENVIAN-MOS ESTA PERLA!

La izquierda se vuelve conservadora.

Este es el título de un magnifico artículo publicado por IRENE LOZANO en la revista CLAVES de Razón Práctica (nº 182/Mayo2008) del que transcribo su introdución, por si a alguien le inreresa leer algúna cosa sensata en medio de tanto ruido de palabras nécias  situaciones marxianas que no superararían los celebres y magníficos cómicos del absurdo.

“Cuando la verdad se vuelve inverosimil”

“El último día de febbrero de 2007, e el fragor de la discusión política, la concejal de Empleo de Madrid, del Partido popular (PP), Ana Botella, lanzó una singular acusación a su adversario político, Pedro Zerolo: “Usted no va con los tiempos”, le dijo. Las convicciones ostensiblemente conservadoras de Ana Botella habían quedado de manifiesto en numerosas ocasiones, sobre todo cuando ilustró el caracter antinatural de las parejas homosexuales con una frase que se hizo célebre: “Si se suman una pera y una manzana nunca puede dar dos manzanas, porque son componentes distintos”. Católica y casada con el ex presidente del Gobierno popular, José Mª Aznar, se la recuerda, en sus labores de primera dama, genuflexa ante el papa de Roma con mantilla y peineta. Por su parte Zerolo, el acusado de no ir con los tiempos”, es un joven de apariencia dsinhibida e informal que pertenece al Partido Socialista (PSOE), donde desempeña el cargo de Sercretario de Movimienos Sociales. Ha declarado abiertamente su homosexualidad -lo cual sigue resultando excepcional en un hombre público- y estába recien casado con su novio de varios años cuando tuvo lugar el encontronazo vebal con Botella. En la vida pública, no es simplemente un político homosexual, sino un icono gay. Podría considerarse a Zerolo un ejemplo de modernidad, liberalidad de costumbres afectivas o sexuales y tolerancia, mientras que Ana Botella pasa por ser una mujer tradicional.

Por eso, cuando fue acusado de no ir con los tiempos, se sintió lleno de autoridad pata responder con estas palabras: “Vaya, que me diga precisamente ustes que yo no voy con los nuevos tiempos tiene guasa”. Introducida por la prensa como una “bronca” en el ayuntamiento, y explicado el incidente porque “cada vez que allí se discuten asuntos sociales saltan chispas”, la discrepancia en torno al conservadurismo de los dos concejales quedó convertida en un rifirrafe anecdótico.

Oir a Ana Botella criticar a Pedro Zerolo por su conservadurismo deja la inquietante sensación de que los discursos han perdido su vieja aptitud de explicarnos el mundo, y más bien nos lo hacen ilegible. Si en otras época entregábamos a las palabras el caótico batiburrillo externo para que nos lo devolvieran ordenado, clasificado e inteligible, ahora nos dan una realidad inverosimil. Este fenómeno es consecuencia de la inestabilidad léxica que afecta a vocablos clave del lenguaje público: la confusión semántica encierra toda la crisis de sentido de nuestro tiempo. Las palabras inestables reflejan el desconcierto a la vez que contribuyen a ahondarlo, propiciando un debate político semejante a la alocada carrera de los hermanos Marx en la que Groucho dice:

“Vamos, Ravelli, ande un poco más rápido”

Chico contesta:

“Y para qué tanta prisa, jefe?. No vamos a ninguna parte”.

Groucho responde contundente:

“En este caso, corramos y acabemos de una vez con esto”

(Transcripción del primer apartedo del artículo original de Irene Lozano realizada por Vicent Vercher Garrigós).

Arias Cañete: “soy de derechas” y nunca “he sido reformista ni centrista”

NOTIC. ANDALUCÍA

“La política del PP no la va a marcar ningún medio de comunicación por muy poderoso que sea”

NOTIC. ANDALUCÍA

“La política del PP no la va a marcar ningún medio de comunicación por muy poderoso que sea”

Arias Cañete: “soy de derechas” y nunca “he sido reformista ni centrista”

ELPLURAL /ANDALUCÍA

Arias Cañete, como hiciera a lo largo de la campaña electoral en Andalucía con declaraciones heterodoxas, vuelve a poner en aprietos a Rajoy con afirmaciones que lo alejan de los mensajes centristas o reformistas que el presidente del PP, o el propio Arenas en Andalucía, están intentando lanzar en estos días previos al congreso nacional de Valencia

<!–

No obstante, hay que reconocerle la habilidad o falta de escrúpulos, para que después de una andanada al jefe realice otras afirmaciones que lo reconcilien con la línea y la estrategia oficial. Desmarcarse dentro de un orden, es como podría denominarse la táctica de Arias Cañete. En las ediciones provinciales del grupo andaluz Joly, se reproduce hoy una entrevista en la que repasa la crisis interna de su partido y su posición ideológica dentro de la formación conservadora.

“Soy de derechas”
El que fuera diputado por Cádiz y actual parlamentario por Madrid Miguel Arias Cañete, afirma hoy ante la pregunta de si se encuentra cómodo con la definición del PP como partido de centro reformista, que “soy una persona de derechas liberal” y que “nunca he sido demócrata cristiano, ni reformista, ni centrista”. Deducir de esta afirmación que no se identifica con la definición de partido reformista de centro que se está defendiendo desde los sectores marianistas del Partido Popular, no es un ejercicio muy complejo.

Acercamiento a los nacionalistas
Más cercano a las ideas de Rajoy y alejado de las tesis de Aguirre, San Gil o Mayor Oreja parece en cuanto a un posible acercamiento con los nacionalistas. Piensa el ex ministro de Agricultura con Aznar que cuando “en economía, por ejemplo, las diferencias entre el PP, CIU y PNV son muy menores. Podemos llegar a acuerdos también en numerosas políticas sociales y podemos buscar un entendimiento como hicimos en 1996 y nadie se rasgó las vestiduras”.

Aviso a los medios hostiles
Afirma que los partidos deben ser independientes de los medios de comunicación y que “hay algunos medios que no están cómodos con la actual dirección y quieren cambiarla, pero los que la cambian son los militantes de los partidos”. Para Cañete hay medios “que están al servicio del deterioro de la imagen del presidente buscando su desaparición de la vida política”. Afirma su rechazo a esta operación mediática de acoso y derribo con una aviso a navegantes al reiterar con contundencia que “las políticas del PP no las van a marcar ningún medio de comunicación por muy poderoso que sea”.

Desleales en el PP
Sobre Esperanza Aguirre hace una referencia a que “todas las políticas son legítimas siempre que haya una lealtad básica, que consiste en exponer los asuntos en los órganos de dirección del partido”. No acepta que haya gente que calle en éstos y manifieste sus posiciones en los medios de comunicación. Eso no es serio ni leal.

Críticos: Mucho ruido y pocas nueces
Finaliza despachando sus impresiones sobre Esperanza Aguirre y el sector crítico que la apoya, valorando su impresión de que “hay mucho ruido y pocas nueces, con mucha gente amagando pero sin presentar candidatura”. Concluye sus respuestas expresando su creencia de que “en estos momentos se está confundiendo a la militancia con muchos sucesos aislados, pero no se concreta ninguna alternativa”.