• Top Clicks

    • Ninguna
  • Posts Más Vistos

  • Blog Stats

    • 316.527 hits

Análisis del Congreso del PP.

POLÍTICA

Seguirán yendo a por Rajoy, aun habiendo ganado el Congreso

El Príncipe de las Conspiraciones anuncia que “primero lo asesinarán” y luego “lo abdicarán”

El Congreso del PP lo ha ganado Mariano Rajoy y ello empieza a ser inapelable. Uno de los cerebros mediáticos de la operación de acoso y derribo planificada contra el jefe de la derecha sostiene que el vencedor ha sido Arenas, que es una forma de seguir menospreciando o ninguneando al político pontevendrés. Pero soslaya que quien promovió a Javier Arenas para formar parte del Comité de Dirección del PP fue Rajoy. Y lo mismo hizo con Alberto Ruiz-Gallardón, que es otro triunfador del cónclave pepero.

<!–

La perdedora -sin apenas paliativos- se llama Esperanza Aguirre, cuyos sueños de grandeza imaginándose inquilina del palacio de la Moncloa están convirtiendo a la más que ambiciosa lideresa madrileña, en la protagonista de una nueva versión del tan conocido como amargo cuento de la lechera. Ha conspirado cuanto ha podido desde antes del 9 de marzo, y después más todavía, para llegar a ser la sucesora de Rajoy. Ahora lo tiene mucho más difícil. Casi imposible.

La esperanza blanca
Aguirre era la esperanza blanca de los sectores más radicales del PP. Es decir, del aznarismo. Y el aznarismo ha sufrido un fuerte varapalo en este Congreso, aunque Aznar lo haya aprovechado para fustigar públicamente a su heredero, al que él designó por la vía del dedazo. Pues bien, cada frase de condena o de desprecio a la política que pretende llevar a cabo Rajoy se ha trasformado, estos días, en un boomerang contra quien las pronunciaba, que era Aznar . ¿O no es él el máximo responsable, como avalista de Rajoy, del giro hacia el desviacionismo de su discípulo bien amado en quien tenía puestas todas sus esperanzas?

Alta provisional
Aunque Aznar haya intentado matar al hijo, lo cierto es que muchos síntomas apuntan a que está siendo el hijo el que procura –al menos por la cuenta que le trae- matar al padre. Rajoy sale más fuerte del Congreso que cuando lo anunció poco después del 9 de marzo. Entonces parecía políticamente moribundo. Hoy los médicos le han dado el alta provisional. Sin embargo, Rajoy debe tener en cuenta que el peligro de una recaída persiste. Ha ganado una batalla, pero los amotinados no bajarán la guardia y seguirán blandiendo el hacha de guerra, porque la guerra va a continuar.

El orden de los factores
Sin ir más lejos, el Príncipe de las Conspiraciones –otro derrotado en el Congreso, como su compadre radiofónico- ayer recurría al rey de Inglaterra Ricardo II (1367-1400) para adentrarse en “historias tristes de las muertes de los reyes” y trazar un paralelismo entre ese monarca y Rajoy. A éste le vaticina muerte primero y abdicación después. Atención al párrafo en el que se lee que “estamos convencidos de que se cumplirá la profecía del hada intempestiva, de que quienes perforarán al hoy ungido con el huso envenenado por la pócima del sopor eterno están dentro de la sala y que lo único diferente será en este caso el orden de los factores porque a Rajoy primero “lo asesinarán” y después “lo abdicarán””.

Las urnas no lejanas
Irán a por él –seguirán yendo a por él- porque puede salirse con la suya y trasladarse dentro de cuatro años a la Moncloa y eso sería el fin de muchas ambiciones. También irán a por él porque si -antes o después- acaba lanzando la toalla, su sucesor sería el malvado Gallardón y eso tampoco lo soportan. Irán a por él porque sus intereses están mejor protegidos con el continuismo aznarista/ esperancista que con Rajoy, que no parece dispuesto, como Roma, “a pagar a los traidores”. Pero está claro que, más allá de las conjuras, Rajoy se la jugará en las urnas no lejanas de Euskadi, Galicia y europeas. O sube y, sobre todo, triunfa o probará, quiera o no, “la pócima del sopor eterno”.

Otra asignatura pendiente
Por otra parte, Rajoy y su flamante equipo siguen estando bajo sospecha respecto al centrismo. ¿Conseguirá Rajoy que la ciudadanía olvide o perdone su pérfido papel como jefe de la agitación y de los embustes más abyectos y lo consagre como líder de la moderación o de la, según él, “oposición constructiva”? Ésta es otra decisiva asignatura pendiente que no ha aprobado aún el renovado presidente del PP. Su oposición durante cuatro años fue destructiva. ¿Por qué de un día para otro, tras el veredicto de las urnas, se cambió de camisa? ¿Por qué tenemos que creernos la autenticidad de estas conversiones súbitas?

Enric Sopena es director de El Plural
 

 

 

 

Fraga: “Gallardón sería el mejor sucesor de Rajoy”

POLÍTICA

Y el alcalde cree que en 2012, el candidato será el “líder natural” del PP

Fraga: “Gallardón sería el mejor sucesor de Rajoy”

MARCOS PARADINAS

Lo que podría llamarse el “entorno” de Alberto Ruiz-Gallardón se ha repartido hoy el protagonismo en los medios. Tanto su mentor, Manuel Fraga, como el propio alcalde madrileño, han ofrecido sendas entrevistas, a El País y a El Mundo respectivamente. Incluso la mano derecha de Gallardón, el vicealcalde Manuel Cobo ha tenido su hueco en 20 Minutos, que ofrece hoy un avance de la entrevista que se publicará mañana.

<!–

El presidente fundador del Partido Popular realiza todo un ejercicio de apoyo a su discípulo y se desmarca de aquellos que critican las decisiones del alcalde dentro de su propio partido. Lo hace al asegurar que “la mayoría del partido está con Alberto Ruiz-Gallardón” y considera “muy probable” que el alcalde de Madrid pudiera recabar el suficiente apoyo para suceder al actual líder de los populares, Mariano Rajoy. “Gallardón sería el mejor sucesor de Rajoy”, sentencia sin rodeos el senador popular.

El alcalde es la “encarnación” del centro
Puntualiza que esa mayoría está con Gallardón “para el futuro, claro”, y subraya que en el PP hay una mayoría que apoya el centro reformista que encuentra en el actual alcalde “su mejor encarnación”. Incluso cuando toca hablar del presente, Manuel Fraga aprovecha para colar su querencia por Gallardón. Al preguntársele por una posible candidatura de Juan Costa, afirma que “tiene apoyos dentro de un sector del partido, y no en el conjunto” como Ruiz-Gallardón.

El líder natural
Si nos acercamos a la entrevista al alcalde de Madrid encontramos un inicio poco innovador. Habla, como no podía ser de otra manera, de la crisis interna de su partido, a la que hace referencia usando un tópico: “En política lo que no acaba contigo siempre te fortalece, y Mariano saldrá fortalecido del congreso”. Sin embargo, prefiere mojarse menos a la hora de hablar de las elecciones de 2012. “Si las elecciones cumplen su previsión temporal habrá otro congreso del PP antes”. Para entonces Gallardón señala que se elegirá al “líder natural”, que en “ese momento” será “el presidente del partido”. Piensa que “el mejor es Rajoy”, pero que “cuando llegue el momento de elegir el cartel electoral de 2012”, al PP le tocará elegir de nuevo “al mejor”.

Cobo contra Aguirre
Por su parte, en el avance ofrecido por 20 Minutos, Manuel Cobo dedica su espacio a cargar contra el entorno de Esperanza Aguirre. Asegura que “hay una serie de personas dentro y fuera del PP que tenían una hoja de ruta” para colocar a la lideresa al frente del partido “y les ha fallado”. Desde ese momento, “en lugar de presentar una alternativa, tratan de deslegitimar a Rajoy”. Incluso les acusa de buscar un “desgaste puro y duro” del líder, “y, por tanto, de mi partido”. Acusa de ello a algunos medios que buscan “marcar la agenda”. Sobre su superior, Gallardón, asegura que, “en este momento” no piensa presentarse como candidato, aunque tuviera los avales.

 

 

 

“Crecemos juntos”, sologan del Congreso del PP en Valencia.

Una muestra de cómo crecen, en Libertad Digital. 

 

Blog de Jesús Maraña 

«Crecemos juntos», pero unos más que otros

02 Jun 2008
22:40 
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame

Tags:  El Congreso Nacional del Partido Popular que se celebrará en Valencia entre el 20 y el 22 de junio ya tiene lema: “Crecemos juntos”. Según testigos presenciales, el que más creció en la reunión celebrada ayer por el Comité Ejecutivo del partido fue Juan Costa. Dicen que el de Castellón hilvanó un discurso claro, contundente, crítico y “leal”. Este último adjetivo no es baladí ante la cruz de navajas desatada en el PP. Costa miró a los ojos a Mariano Rajoy para espetarle ante 80 dirigentes que existe una “crisis de ilusión” entre los militantes y los votantes por la gestión que se ha hecho tras la derrota electoral del 9 de marzo. Y subrayó en varias ocasiones la necesidad de “un nuevo liderazgo integrador”.

Algunos de los presentes esperaban que Costa diera un paso más y anunciara su intención de disputar a Rajoy ese liderazgo en el próximo congreso. No dijo ni sí ni no, entre otras razones porque en política cada cual debe ser dueño de administrar sus tiempos. Igual que Rajoy mantiene el suspense sobre el nombre del próximo secretario general, Costa puede esperar hasta el último minuto para anunciar su decisión. Ayer no tocaba. Lo que pretendía más bien era ubicarse como referente de las voces críticas que un lunes sí y otro también surgen en el PP. A estas alturas y con la mayor parte de los avales ya comprometidos para Rajoy, quizás ése sea el único objetivo al que puede aspirar Costa a corto plazo, ya sea dando un paso al frente en Valencia o manteniéndose en la retaguardia. Tiene 43 años (diez menos que Rajoy) y tiempo de sobra para crecer, para ver pasar las elecciones gallegas y las vascas y las europeas. Situarse, ni más ni menos, como referencia de futuro tiene sentido político. Otra cuestión es si Costa será en 2011 el referente “integrador” o tendrá que disputar el papel al propio Rajoy y a varios (o varias) más.

EL CANDIDATO VIRTUAL DEL PP CONTRA RAJOY, JUAN COSTA, JUEGA DE CARA AL CONGRESO A LO JUAN PALOMO

EL CANDIDATO VIRTUAL DEL PP CONTRA RAJOY, JUAN COSTA, JUEGA DE CARA AL CONGRESO A LO JUAN PALOMO: SU MUJER SE ENCARGA DE ORGANIZAR EL CONCLAVE Y COBRAR LA MILLONADA, CON LA BENDICIÓN DE LA DIRECCIÓN DE LA CALLE GÉNOVA…

Las dificultades se acumulan sobre la mesa de Mariano Rajoy, sometido a fuertes tensiones que pretenden forzar su renuncia como aspirante a la reelección en el XVI Congreso Nacional del PP. A Rajoy se le abren cada día más frentes, algunos soterrados, otros manifiestos, como el que ha protagonizado su todavía responsable de Comunicación, Gabriel Elorriaga. Informa el diario conservador, ABC.

La «guardia pretoriana» de Rajoy tiene la sensación de que el círculo se estrecha cada vez más, y a esta percepción no ayudan detalles como el hecho de que la titular de la empresa a la que se ha encomendado la organización del partido es, según fuentes populares, la esposa de Juan Costa, precisamente la persona que parece tener más posibilidades de encabezar una candidatura alternativa a Mariano Rajoy. Y su hermano Ricardo, secretario general del PP valenciano, es quien organiza sobre el terreno todos los detalles del cónclave.

Él por la presidencia, ella por la pasta…Fuentes de Genova señalaron a ABC que la empresa Free Handicap, de la que es propietaria Elena María Sánchez Álvarez, viene colaborando «habitualmente» con el PP desde hace unos cuatro años y es la que siempre ha ofrecido las condiciones económicamente más asumibles para las arcas populares. Precisamente fue su empresa la que corrió con la organización de la Convención de 2006, con un formato bastante innovador y que tuvo como broche final la intervención del entonces ministro galo de Interior, Nicolas Sarkozy, señalaron los mismos medios consultados. Estas fuentes insistieron en que Free Handicap siempre «ha trabajado con nosotros habitualmente», junto a otras empresas que se encargan de organizar eventos multitudinarios, como lo será la cita de los días 20, 21 y 22 de junio.

Las empresas valencianas a la Luna de Valencia…El PP valenciano, anfitrión del evento, tenía intención de contar con empresas locales que ya han organizado con éxito actos de partido multitudinarios y vanguardistas, pero Génova optó por hacer un concurso y adjudicar el congreso a Free Handicap. Ello ha provocado malestar en Valencia. Y hay voces en el partido que aseguran que, siendo irreprochable la adjudicación del congreso a la empresa de la mujer de Juan Costa, si el diputado optara finalmente por competir con Rajoy la situación sería «poco estética».

Elorriaga en la sombra...Además de que la empresa organizadora es de la esposa del que puede ser rival de Rajoy para disputar la presidencia del partido, cabe destacar que la preparación del congreso que supuestamente debe encumbrar a Rajoy está en buena parte en manos del propio Elorriaga, como vicepresidente del Comité Organizador del mismo. Otro elemento que alimenta la esquizofrenia en la que está sumido el partido. El todavía secretario popular de Comunicación se despachó ayer con un artículo en el que, bajo el título «Así no es posible», sentenciaba que «lo que ahora se necesita es un liderazgo renovado, sólido e integrador, y eso es algo que, aunque me pese, Mariano Rajoy no está en condiciones de ofrecer». De este modo se une al coro de críticos que apuestan por el relevo de Rajoy.

Mayo de 2008: el mes más mariano de la derecha española.

 POLÍTICA

 

Mayo de 2008: el mes más mariano de la derecha española

En la anterior legislatura, el PP alentó un monstruo que ahora vomita su bilis sobre Rajoy

Para la derecha española, mayo de 2008 ha sido un mes políticamente muy mariano. Las rosas han ido todas para María San Gil, a la que sus correligionarios han elevado a los altares; las espinas, para Mariano Rajoy. El mérito de la primera es, dicen los suyos, su “valentía”; el pecado del segundo, su voluntad de conducir al PP hacia el centro.

<!–

No discuto que María San Gil sea valiente, como lo son tanto o más los miles de vascos que se oponen abiertamente a ETA y no llevan escolta (recuérdese a Isaías Carrasco). Tampoco discuto que sea sincera: que diga lo que piensa y haga lo que dice. Tengo, en cambio, muchas dudas sobre si lo que piensa y hace es inteligente. Pero, en fin, los militantes y votantes del PP tienen derecho a santificar a quien quieran, faltaría más.

Más vale tarde que nunca
En cuanto a Rajoy, hace ahora lo que debería haber hecho en la anterior legislatura: formar su propio equipo y formular su propia política. ¿Tarde? Sin duda, pero más vale tarde que nunca. Sus colaboradores afirman que no osó en su momento por una serie de razones: el peso del aznarismo era muy fuerte; las ansias del PP por una inmediata revancha al 14-M, enormes; las voces de los que veían a ZP como un presidente accidental y provisional, ensordecedoras; la pereza del político gallego, notable…

El fallido primer intento
Sea como sea, Rajoy, tras perder por segunda vez el pasado 9-M, parece que hizo una lectura correcta de los resultados: el PP subió notablemente, pero su agresividad empujó a muchos votantes progresistas hacia ZP, haciendo que el voto socialista también aumentara. Ocurrió lo previsible: el PP explotó bien el miedo (a la crisis económica, a los inmigrantes, a la inseguridad, al porvenir de la visión nacionalista de España…), pero también dio miedo a muchos españoles. Resultado: el PP sacó más de 10 millones de votos, pero los demás (PSOE, IU, nacionalistas periféricos, etc) sacaron más de 13 millones de votos.

Difícil de cerrar
Aún pienso que el PP puede ganar las elecciones de 2012, máxime si los socialistas no se esfuerzan por recuperar prestigio e influencia entre las clases medias urbanas de Madrid, Valencia y Andalucía. También intuyo que, si sabe cerrarla bien, su crisis actual puede ser un episodio olvidado dentro de cuatro años. Ahora bien, resulta dificilísimo imaginar cómo puede cerrarse esta crisis.

Entrentanto, el mes mariano ha permitido constatar algunas cosas.

La jaula de grillos
1.- Frente a un campo progresista dividido, como mínimo, entre PSOE e Izquierda Unida, el gran mérito de Aznar fue unificar a las derechas españolas. Tal unificación funcionó bien en el período de conquista y disfrute del poder nacional (y en 2004-2008, que ellos consideraron erróneamente un paréntesis). Sin embargo, el guirigay se hace patente en esta hora de vacas flacas: liberales, ultraliberales, neoliberales, democristianos, reformistas, populistas, postfranquistas, conservadores, neocon, tradicionalistas, españolistas, laicos, integristas, neofalangistas… Todas estas facciones se están concentrando en los dos bloques ahora enfrentados: centro derecha (marianistas) y derecha extrema (antimarianistas).

El monstruo antaño alimentado
2.- En la anterior legislatura, el PP alentó un monstruo que ahora vomita su bilis contra los marianistas. Me refiero a esa coalición militante de radiopredicadores, columnistas, tertulianos, organizaciones de víctimas del terrorismo, movimientos ultracatólicos y nostálgicos varios del franquismo, que hostigó a Zapatero un día sí y otro también, acusándoles de traicionar a los muertos de ETA, regalarle Euskadi y Navarra a la banda terrorista, romper España, cargarse la familia tradicional y lindezas semejantes. Esa coalición tilda hoy a Rajoy de traidor, cobarde, tiranuelo, vendido al socialismo y hasta cómplice de ETA (“O se está con María San Gil o se está con ETA”, Carlos Iturgaiz dixit).

Sobrevivir a la renovación
3.- Rajoy está intentando algo que parece imposible: liderar una renovación humana y política de su partido en la que todos son susceptibles de ser sustituidos menos él. Los procesos de renovación que han dado buenos resultados en la reciente historia política nacional han estado dirigidos por líderes nuevos (Felipe González, Aznar, Zapatero…). Y el argumento marianista según el cual González y Aznar también perdieron dos elecciones generales antes de llegar a La Moncloa olvida el hecho capital de que ni uno ni otro habían sido ministros y, aún menos, vicepresidentes de ningún Gobierno español.

Lo mejor para España
Nada sería mejor para la democracia española que el partido de la gaviota cerrara pronto esta crisis y que la ganaran los partidarios de defender desde la moderación y el sentido de Estado eso que, con insistencia de argumentario, todos sus dirigentes llaman los “principios y valores” del PP. España necesita una oposición activa y sólida, leal y constructiva.

Javier Valenzuela es periodista y escritor. Ha sido corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de ese periódico, así como Director General de Información Internacional de la Presidencia del Gobierno entre 2004 y 2006

Blog de Javier Valenzuela

–>

No discuto que María San Gil sea valiente, como lo son tanto o más los miles de vascos que se oponen abiertamente a ETA y no llevan escolta (recuérdese a Isaías Carrasco). Tampoco discuto que sea sincera: que diga lo que piensa y haga lo que dice. Tengo, en cambio, muchas dudas sobre si lo que piensa y hace es inteligente. Pero, en fin, los militantes y votantes del PP tienen derecho a santificar a quien quieran, faltaría más.

Más vale tarde que nunca
En cuanto a Rajoy, hace ahora lo que debería haber hecho en la anterior legislatura: formar su propio equipo y formular su propia política. ¿Tarde? Sin duda, pero más vale tarde que nunca. Sus colaboradores afirman que no osó en su momento por una serie de razones: el peso del aznarismo era muy fuerte; las ansias del PP por una inmediata revancha al 14-M, enormes; las voces de los que veían a ZP como un presidente accidental y provisional, ensordecedoras; la pereza del político gallego, notable…

El fallido primer intento
Sea como sea, Rajoy, tras perder por segunda vez el pasado 9-M, parece que hizo una lectura correcta de los resultados: el PP subió notablemente, pero su agresividad empujó a muchos votantes progresistas hacia ZP, haciendo que el voto socialista también aumentara. Ocurrió lo previsible: el PP explotó bien el miedo (a la crisis económica, a los inmigrantes, a la inseguridad, al porvenir de la visión nacionalista de España…), pero también dio miedo a muchos españoles. Resultado: el PP sacó más de 10 millones de votos, pero los demás (PSOE, IU, nacionalistas periféricos, etc) sacaron más de 13 millones de votos.

Difícil de cerrar
Aún pienso que el PP puede ganar las elecciones de 2012, máxime si los socialistas no se esfuerzan por recuperar prestigio e influencia entre las clases medias urbanas de Madrid, Valencia y Andalucía. También intuyo que, si sabe cerrarla bien, su crisis actual puede ser un episodio olvidado dentro de cuatro años. Ahora bien, resulta dificilísimo imaginar cómo puede cerrarse esta crisis.

Entrentanto, el mes mariano ha permitido constatar algunas cosas.

La jaula de grillos
1.- Frente a un campo progresista dividido, como mínimo, entre PSOE e Izquierda Unida, el gran mérito de Aznar fue unificar a las derechas españolas. Tal unificación funcionó bien en el período de conquista y disfrute del poder nacional (y en 2004-2008, que ellos consideraron erróneamente un paréntesis). Sin embargo, el guirigay se hace patente en esta hora de vacas flacas: liberales, ultraliberales, neoliberales, democristianos, reformistas, populistas, postfranquistas, conservadores, neocon, tradicionalistas, españolistas, laicos, integristas, neofalangistas… Todas estas facciones se están concentrando en los dos bloques ahora enfrentados: centro derecha (marianistas) y derecha extrema (antimarianistas).

El monstruo antaño alimentado
2.- En la anterior legislatura, el PP alentó un monstruo que ahora vomita su bilis contra los marianistas. Me refiero a esa coalición militante de radiopredicadores, columnistas, tertulianos, organizaciones de víctimas del terrorismo, movimientos ultracatólicos y nostálgicos varios del franquismo, que hostigó a Zapatero un día sí y otro también, acusándoles de traicionar a los muertos de ETA, regalarle Euskadi y Navarra a la banda terrorista, romper España, cargarse la familia tradicional y lindezas semejantes. Esa coalición tilda hoy a Rajoy de traidor, cobarde, tiranuelo, vendido al socialismo y hasta cómplice de ETA (“O se está con María San Gil o se está con ETA”, Carlos Iturgaiz dixit).

Sobrevivir a la renovación
3.- Rajoy está intentando algo que parece imposible: liderar una renovación humana y política de su partido en la que todos son susceptibles de ser sustituidos menos él. Los procesos de renovación que han dado buenos resultados en la reciente historia política nacional han estado dirigidos por líderes nuevos (Felipe González, Aznar, Zapatero…). Y el argumento marianista según el cual González y Aznar también perdieron dos elecciones generales antes de llegar a La Moncloa olvida el hecho capital de que ni uno ni otro habían sido ministros y, aún menos, vicepresidentes de ningún Gobierno español.

Lo mejor para España
Nada sería mejor para la democracia española que el partido de la gaviota cerrara pronto esta crisis y que la ganaran los partidarios de defender desde la moderación y el sentido de Estado eso que, con insistencia de argumentario, todos sus dirigentes llaman los “principios y valores” del PP. España necesita una oposición activa y sólida, leal y constructiva.

Javier Valenzuela es periodista y escritor. Ha sido corresponsal de El País en Beirut, Rabat, París y Washington y director adjunto de ese periódico, así como Director General de Información Internacional de la Presidencia del Gobierno entre 2004 y 2006

Blog de Javier Valenzuela

Esperanza Aguirre aprieta el nudo de la soga…

POLÍTICA

Según ha informado Televisión Española

Esperanza Aguirre podría presentar una candidatura alternativa a Rajoy

MARCOS PARADINAS

Según informa TVE la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, podría haberse decidido finalmente a encabezar una candidatura alternativa a la de Mariano Rajoy en el próximo congreso del Partido Popular, en junio. Las fuentes consultadas por TVE aseguran que así se lo ha pedido en los últimos días el sector crítico y ella habría accedido finalmente. Tras conocerse la noticia, fuentes del Gobierno regional han negado a EFE que hubiera cambiado de opinión.

<!–

“El planteamiento de la presidenta sigue siendo el mismo que mantenía la semana pasada”, han asegurado a EFE fuentes cercanas a Aguirre, que han descartado que piense competir con Rajoy en el XVI Congreso Nacional del partido. Las mismas fuentes han recordado que la presidenta madrileña se ha mostrado “leal con su partido” y ha mantenido que, en el caso de que decidiera encabezar una candidatura alternativa a Rajoy, éste sería el primero en saberlo.

Sin embargo, según otras fuentes consultadas por TVE destacados dirigentes del PP habrían conseguido convencerla para competir con Rajoy por la presidencia del partido. Esperanza Aguirre fue una de las primeras voces en pronunciarse tras conocerse la noticia de que el ex funcionario de prisiones, José Antonio Ortega Lara había pedido la baja del PP, apenas 24 horas después de que María San Gil confirmara que no iba a continuar al frente del PP vasco. En concreto Aguirre calificóno de mala, “sino malísima noticia”. Esto sumado a los últimos movimientos de Rajoy, en cuyo equipo ella no parece estar incluida, prodría haber sido el detonante para empujarla a presentar una candidatura alternativa.

Fin de los avisos
De esta manera, se acabaría la retahíla de ambigüedades de Esperanza Aguirre respecto a su hipotética presentación para el Congreso que el partido celebrará en junio. Puede ser que, después de su negativa a tomar “decisiones inamovibles”, su discurso del “no me resigno”, y sus matizaciones que negaban su presentación “a día de hoy”, haya llegado el momento de salir de entre bambalinas.

De Costa a Aguirre
Estos días atrás ya se especulaba sobre la posibilidad de una candidatura alternativa, pero todas las miradas estaban puestas en Juan Costa. Sin embargo, los acontecimientos de los últimos días, cuando de los lunes negros se ha pasado a los terremotos diarios contra Rajoy, podrían haberse convertido en el trampolín que Aguirre necesitaba para presentarse.

Las renuncias de San Gil y Ortega Lara
La decisión de María San Gil de abandonar la presidencia del PP vasco y su escaño, a la que siguió la petición de baja de Ortega Lara y el anuncio de Regina Otaola de seguir los pasos de San Gil, no sentó nada bien a Esperanza Aguirre, que aprovechó la oportunidad de opinar sobre estas renuncias para cargar contra la cúpula popular. En ese sentido declaró que “son dos no malas, muy malas noticias, que yo creo que significan que algo se está haciendo no mal, sino muy mal en la dirección nacional del PP”.

Rajoy no veía “adversarios” todavía
Por otra parte, si se confirmase el paso al frente de Aguirre, Mariano Rajoy no habría podido elegir peor día para hacer las declaraciones de hoy en un acto con Nuevas Generaciones en Madrid. Allí ha asegurado que no ve a ningún militante del partido como “un adversario político” porque estos no existen dentro de la formación, sino “fuera”, por lo que ha vuelto a recalcar la necesidad de “integrar” a todos.

Rajoy puede que no cuente con ella
Bien es cierto que su posible candidatura frente a Rajoy no tiene visos de empeorar la relación que hay entre ellos. Más allá de la célebre invitación de Rajoy en Elche para que el que se quiera “ir al partido liberal o al partido conservador, que se vaya”, claramente dirigida a Aguirre, esta misma mañana, el líder del PP escurría el bulto cuando se le preguntaba si la presidenta de la Comunidad de Madrid estaría en su equipo, como sí estarán Gallardón y González Pons. Rajoy no ha sido capaz de concretarlo y únicamente ha valorado a la lideresa como una más del PP.

Disputas con Fraga
El que no se alegrará con la posible candidatura de Esperanza Aguirre es Manuel Fraga, que hace poco también se vio involucrado en uno más de los incómodos momentos que está pasando el PP. En un acto en Madrid en homenaje a las víctimas del terrorismo vio como su protegido Gallardón y Mariano Rajoy eran insultados gravemente, mientras Esperanza Aguirre se daba un baño de multitudes que le solicitaban precisamente esto, que presentara batalla a Mariano Rajoy. Aún más, Esperanza Aguirre se atrevió a increparle en público que le explicase qué problemas causaba ella en el PP, como le acusó Fraga un día antes en una entrevista en la revista Tiempo.

Carlos Fabra:El preboste de Castellón da su apoyo total a Rajoy.

POLÍTICA

El preboste de Castellón da su apoyo total a Rajoy

Al líder del PP ya no le importa fotografiarse al lado de Fabra

ELPLURAL.COM

Carlos Fabra, el presidente popular de la Diputación de Castellón, asistió ayer a la reunión con Mariano Rajoy que mantuvieron alcaldes y otros presidentes de Diputación. Allí le ofreció “todo su apoyo”, así como la totalidad de los avales de su provincia, excepto el de Juan Costa que aún está por firmar, mientras su nombre sigue sonando como alternativa a Rajoy en el congreso de junio.

<!–

El preboste del PP en Castellón ha sido finalmente retratado junto a Rajoy, como se ve en la imagen publicada ayer por el diario El País. Atrás quedan las reticencias de la cúpula del partido durante la pasada campaña y precampaña electoral de retratarse junto a él, habida cuenta de las veces que le ha investigado la justicia por supuestos delitos de tráfico ilegal de influencias, falsificación de documentación pública y fraude fiscal. De hecho, en un mitin del Partido Popular celebrado en octubre, en el que se tanto Rajoy como Camps y Rita Barberá tuvieron un protagonismo estelar, se evitó en todo momento nombrar al castellonense, que se encontraba entre los asistente, y éste ni siquiera subió al estrado cuando Camps reclamó la subida al estrado de los presidentes provinciales: sólo lo hicieron el de Alicante, J.J. Ripoll, y el de Valencia, Alfonso Rus, alcalde también de Xàtiva.

Foto de Álvaro García El País en que se ve a Carlos Fabra de frente, con gafas de sol, en la reunión de Génova.

Suegro de Güemes
La presencia de Fabra en el acto resulta paradójica si se tiene en cuenta que su yerno es uno de los colaboradores más cercanos de Esperanza Aguirre. Su hija Andrea -a la que consiguió convertirla primero en senadora a través de los puestos asignados a Castellón, y desde estas últimas elecciones en diputada-, está casada con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes. Aunque en un principio pareció decantarse por Esperanza Aguirre en la pugna por el poder en el PP, es uno de los más firmes apoyos con que cuenta Rajoy. Lo ha dicho públicamente en varias ocasiones.
Cambio de postura
Parece ser que Fabra ha olvidado ya sus discrepancias con la dirección del partido, que eran más que evidentes. Durante las elecciones municipales del 27-M, y las pasadas nacionales del 9-M, Rajoy no acudió a Castellón a hacer campaña ni dio ningún gesto de apoyo a las listas elaboradas en la provincia. Además, según fuentes del PP valenciano, a Fabra nunca le ha hecho gracia que con los éxitos electorales del partido en la Comunidad “los laureles han ido a parar a otras cabezas”, en clara referencia a Francisco Camps y su buena relación con Mariano Rajoy.