• Top Clicks

  • Posts Más Vistos

  • Blog Stats

    • 308,647 hits
  • Anuncios

Se trata de ser: ser ciudadano.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Francisco Quintero
  • FRANCISCO QUINTERO

    18/10/2008

 

No es que esté cabreado con el sistema, es que estoy muy cabreado. Somos testigos de una nueva realidad que angustia hasta a los gorriones del parque. Hemos sido actores principales durante el último lustro de los mayores porcentajes de ganancias empresariales jamás recordadas por el tejido empresarial y bancario en nuestro país. Las grandes corporaciones relacionadas con las telecomunicaciones o la distribución energética disfrutan de unos privilegios respecto al consumidor, que lo único que nos queda es abrir la boca del espasmo, viendo cómo aumentan sus beneficios trimestre tras trimestre, mientras tratan peor a sus clientes, crean empleos de peor calidad y encima suben sus tarifas mientras todos los gobiernos miran para otro lado.

<!–

Sin ir más lejos, desde el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio han permitido que las tarifas de último recurso de gas natural, precios máximos de venta a los pequeños consumidores, se incrementaran en un porcentaje medio del 9,6%. Además de ciudadanos debemos de ser ignorantes y necios, porque el discurso desde el BCE es mantener los tipos de interés altos para mantener los precios y no subir los salarios por encima del IPC para no aumentar la tensión inflacionista. La respuesta de las empresas distribuidoras del gas es aumentar los precios desorbitadamente con el beneplácito del Ministro Miguel Sebastián.

No me salen las cuentas, esta catarsis no sólo lleva a no creer en el sistema sino a arrodillarse ante el hartazgo de que siempre paguen los mismos las decisiones de unos pocos a los que no les afecta en su presupuesto mensual la subida del gas, el teléfono, la electricidad o los carburantes. A pesar de que estén en descenso acusado el valor de las materias primas la excusa argumentada es el incremento de las mismas. Como si de marionetas se tratara nos mueven a su antojo. No es bastante con mantener los tipos de interés tan alto con el correspondiente frenazo a la economía doméstica de un país, sino que además nos venden la ilusión de que es para mantener los precios y salarios más competitivos, y a fin de cuentas quien primero sube los precios son las compañías de distribución del gas con el beneplácito del Gobierno. Hace unos años hemos engordado las cuentas de resultados de nuestros bancos comprando pisos como roscos.

En estos momentos, influenciados por circunstancias internacionales derivadas de la globalización, hay falta de liquidez y son los Estados con capital público, los que avalan, e incluso compran bancos, sin ningún tipo de cortapisa olvidándonos de la cacareada libertad de mercado, por la que por ejemplo, en los dos gobiernos del PP se vendieron todas las empresas públicas – solventes o no-. El sistema financiero se nutre tanto en las vacas gordas como en las vacas flacas de los mismos recursos, tan sólo en unas ocasiones nos lo coge directamente de la cuenta corriente y en otras el propio Estado con dinero público hace esos pagos. Es un invento formidable: siempre salen beneficiados gobierne quien gobierne, sea la coyuntura económica favorable o no y por supuesto a costa siempre de los mismos. Ahora los teóricos de la estrategia hablan de una segunda versión del capitalismo, estoy seguro de que tendremos que pagar también con subida incluida por ese nuevo invento.

Francisco Quintero es escritor

Anuncios

Nos ha dejado el gran maestro Gonzalo Anaya.

necrológica

El féretro de Gonzalo Anaya dará mañana las tradicionales vueltas al claustro de la Universitat

 

 
   
el referente de la renovación pedagógica. Gonzalo Anaya ha muerto en su domicilio a los 94 años acompañado de su familia
 miguel ángel montesinos
 MULTIMEDIA
 NOTICIAS RELACIONADAS
 Comunitat Valenciana

El catedrático emérito y medalla de la Universitat luchó por una escuela al servicio del pueblo

EUROPA PRESS/LEVANTE-EMV, VALENCIA El Paraninfo de la Universitat de València acogerá mañana viernes, día 13 de junio, el acto solemne de despedida del catedrático emérito Gonzalo Anaya, que falleció ayer miércoles a los 94 años. A las 10.00 horas llegarán los restos mortales al paraninfo del edificio histórico de la Universitat, y allí permanecerán hasta las 11.00. A esta hora se realizará el tradicional ritual en que el féretro dará tres vueltas al Claustro a hombros de los profesores. Posteriormente, a las 15.00 horas, tendrá lugar en el Cementerio General de València la despedida definitiva, informaron hoy fuentes de la institución académica en un comunicado. El profesor, catedrático emérito y medalla de la Universitat de València Gonzalo Anaya falleció ayer a la edad de 94 años en su domicilio de Valencia. El cuerpo del erudito será velado hoy en el tanatorio municipal de Valencia de nueve de la mañana a nueve de la noche. La incineración tendrá lugar mañana, viernes, a las 09.30 horas en el crematorio municipal de Valencia.
Gonzalo Anaya Santos (Burgos, 1914), maestro desde los años de la Segunda República, doctor en Filosofía, catedrático de Filosofía en institutos y escuelas de Magisterio desde 1953, ejerció una larga tarea profesional, primero en Santiago de Compostela y desde 1973 en la Escuela de Magisterio de Valencia.
Fue miembro del Departamento de Sociología de la Universitat de València y profesor emérito de 1985 a 2002, y perteneció al Consejo Escolar Valenciano (CEV) desde su creación. En el año 2000 recibió la Medalla de Plata al Mérito en el Trabajo. Al propio Gonzalo Anaya siempre le gustó autodefinirse como “un maestro de la República”.
Varias instituciones llevan su nombre y a lo largo de su trayectoria recibió numerosos reconocimientos y distinciones. En 2004 le fue otorgada la Medalla de la Universitat de València, con motivo de la cual se editó el año pasado el libro sobre -Gonzalo Anaya: la passió educativa editado por Publicacions de la Universitat de València, con el que se celebró el 93 aniversario del “maestro de maestros” y referente de la renovación pedagógica desde la década de los setenta,
El rector de la Universitat de València, Francisco Tomás, calificó a Gonzalo Anaya como “un resistente contra los oscurantismos” el 13 de febrero de 2004 en el acto de entrega de la Medalla de la Universidad.
Francisco Tomás añadió que Anaya ha seguido las ideas de “saber, ciudadanía y emancipación” que guiaron el pensamiento de Lluís Vives, Emmanuel Kant o Michel Foucault.
El catedrático de Sociología de la Universitat de València Ernest Garcia declaró que “las ideas y propuestas de Anaya se inscriben en una larga tradición de educadores progresistas: la alcurnia de quienes se han afanado por poner en pie un escuela popular no subalterna. Una escuela al servicio del pueblo, no de la reproducción del capital, ni del estado, ni de los mandarines de la alta cultura. O, más en general, una escuela pública digna de su nombre, esto es, educativa, universal y básica”.
La presentación del libro Gonzalo Anaya: la pasión educativa se convirtió en un entrañable homenaje a esta figura del mundo de la educación, que se mostró sorprendido de esta respuesta de sus alumnos: “Esto es un exceso, cinco personas en la mesa hablando de mí. Yo no soy tanto”, fueron sus primeras palabras.
Ayudar a los niños a crecer en libertad
“Lo que hace falta hacer es ayudar a crecer en libertad, ayudar a los pequeñajos a ser lo que quieran ser y, sobre todo, quererlos y ser feliz haciéndolo”, dijo.
Gonzalo Anaya participó en las actividades de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de la Unión General de Trabajadores (UGT). Por su vinculación sindical, tras la guerra civil recibió una sanción de la Comisión Depuradora franquista y fue confinado.
Aprovechó el confinamiento para estudiar los dos cursos comunes de la licenciatura de Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza (1939-1940) y los dos de la especialidad de Filosofía en la de Madrid (1940-1942). En septiembre del 1942 obtuvo la licenciatura. Entre 1948 y 1950 ejerció de profesor en Valencia –ciudad que había conocido en 1932–, y ejerció en el Instituto Lluís Vives como profesor interino de Griego.