• Top Clicks

    • Ninguna
  • Posts Más Vistos

  • Blog Stats

    • 310,597 hits
  • Anuncios

Once derrotas y media.

L'ALCUDIA DE CRESPINS

 

No se trata del titulo de ningúna película de trasunto eròtico protagonizada por rutilantes estrellas de Hollywood envueltas de sedas y glamour; es la constatación de la realidad electoral de L’Alcúdia de Crespins después de las Elecciones Europeas celebradas el pasado domingo 7 de junio y protagonizadas por el mismo elenco de actores que, de manera inmutable y aplicandose a la faena, van hundiendo con verdadera irresponsabilidad la historia de un partido, el PSOE, al cual representan en las instituciones y en la organización desde 1999. Once derrotas consecutivas, con la nota exótica de los 14 votos que nos distanciaron del PP positivamente en las Elecciones Generales de 2004, son la constatación pura y dura de que algo no se está haciendo bien y que cabe de inmediato una rectificación de las políticas, de la táctica y de la estratégia de un partido que supo cubrir con éxito la dura etapa de la transición y fijar un modelo de estructura política local que sirvió de referencia política y de innovación gestora de la cosa pública, además de aportar algúnos hombres y mujeres a los escalones más altos de la representación política valenciana, de la estructura sindical comarcal y nacional y de los altos puestos del funcionariado público.

No vamos a juzgar, desde esta Asociación Ciudadana que se reclama de izquierda, las actuaciónes ya pasadas; nadie está exento de responsabilidades activas o pasivas, pero es cierto que en democrácia és más responsable y debe rendir cuentas ante sus electores públicos u orgánicos, aquellos que de manera voluntaria asumen la representación de una organización política o social. Los votos de una Asamblea no validan las actuaciones políticas como si de una patente de corso se tratara; son los votos de los ciudadanos y las ciudadanas quienes dan cuenta del grado de confianza en las personas de manera libre y secreta en la urnas. Es la grandeza de la democrácia y a la grandeza se le debe responder con generosidad; por tanto simplemente constatamos datos y se nos pone la carne de gallina cuando hoy podemos constatar que en 1977, primeras Elecciones Generales de la democrácia, los votos alcanzados por el PSOE llegaron de un 40,6% de una masa de votantes de 2.251 personas y hoy, treintay dos años despues, los votos que ayer consiguió el PSOE significaban el 40,7% de una masa de votantes de 2.432 personas. Las consecuencias no solo deducen que hemos subido de la cota cero del valle hasta el Everest (Locales 1991, 70,2% de los votos emitidos) sino que hemos vuelto mas abajo del valle porque el censo de 1977 era casi la mitad del de 2009, lo que nos muestra con toda su crudeza el brutal nivel de abstención que solo significa, con toda rotundidad, la desafección ciudadana de la política, de los políticas y de lo que representan para la construcción compartida de la Nación y de la Ciudad.

Estamos cansados de predicar en el desierto pero todavía nos queda un hilo de voz para reclamar un poco de cordura, un poco de tiempo para la conciliación de las ideas y para articular políticas inteligentes que puedan desembocar en actuaciones que impulsen nuestro pueblo y nuestra gente hasta cotas más altas de bienestar compartido, de impulso de los servicios públicos garantes de la igualdad que reconoce nuestra Constitución y de políticas activas y solidarias en estos tiempos convulsos de crisis y dificultades económicas que pueden derivar en una quiebra social importante que sería letal en una comunidad local tan pequeña.

No hablamos nosotros; hablan los datos, la cruda realidad y la evidencia de una paralisis política que nos lleva a la destrucción del entramado social local, a situaciones degradantes de subsistencia de personas y familias y a la falta de espectativas de futuro que desembocan en la esperanza y arroja, por pura necesidad, a las clases populares en manos de la derecha que continúa cabalgando a sus anchas culpabilizando a la izquierda y al Gobierno de todos los males del país sin aumir ningúna responsabilidad propia y sin que tenga delante una oposición compacta, propositiva y comprometida con el pueblo que les ha otorgado sus votos. La minoración de los apoyos, en un ámbito electoral tan pequeño, solo se puede interpretar como una falta de confianza y la abstención, como la manifestación más explicita de la falta de esperanza en las ideas, en los programas y en las personas.

Once derrotas dan para pensar y obrar en consecuencia. No hacer nada es una irresponsabilidad que solo podrán juzgar con más rotundidad los electores en la próxima cita electoral de 2011 y la historia local cuando sea escrita. La autocomplacencia solo conduce al error y no se sale de estas situaciones sin que nos hagamos de manera permanente la eterna pregúnta de Lenin ante las situaciones políticas: ¿que hacer?. Hay respuestas, simplemente se tiene que querer escuchar y eso ya es harina de otro costal.

Ciertamente, la situación es para personas buenas, abiertas, trabajadoras e inteligentes…y realmente de izquierdas. Sobran en este escenario los figurantes, artistas y feriantes. Es hora para los trabajadores con hambre de futuro.

ESPAI OBERT DE PROGRÉS

Asociación Ciudadana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: