La politica local: la volatilidad de las ideologías y la gestión líquida.

Hemos pasado unos días que se repiten indefectiblemente casi todos los octubres desde que los que peinamos canas tenemos uso de razón. Desde la riada de 1957 hasta hoy han pasado muchos años y ha caido mucha agua. La pantanada de 1982 tuvo su répliga en 1987 y desde entonces han sido constantes las gotas frias que se han hido sucediendo para que el ayuntamiento al que pagamos nuestos impuestos no realizara las previsiones más básicas que impidieran cada octubre un espectaculo dantesco que solo soporta el vecindario por el conformismo civil al que ha conducido la ausencia de políticas activas de participación, la muerte lenta de la reivindicación como elemento fundamental del movimiento ciudadano y una apuesta del estamento oficial municipal por borrar las líneas ideológicas que separan la izquierda de la derecha impulsando una gestión líquida sobre la realidad sólida del cemento, el ladrillo y la especulación que raya lo inmoral dentro de los valores de un sistema democrático decente.

El ayuntamiento de L’Alcúdia de Crespins ha levantado su castillo sobre la arena -como en la parabola evangélia- y ha dejado inermes a los ciudadanos y hundido nuestro pueblo. La planificación estratégica ha brillado por su ausencia en la elaboración de las políticas públicas que han de hacerse desde la centralidad de las personas y su vida cotidiana y se ha fomentado de manera indiscriminada el desarrollismo insensato que no es capaz de prevenir y solucionar ni un simple problema de gota fria que serepote de manbera invariable hasta en las fechas en un País y un pueblo que cualquier gobernante local debería conocer como la palma de su mano.

Pero si solo fuese el água que hanega un paraje históricamente inundable que se agrava con las avenidas de tanto asfalto y la ausencia de criterio y previvión a la hora de redactar los proyectos de urbanización que rinden pingües beneficios a los urbanizadores con cargo a los bolsillos de los vecinos, estariamos pensando solo en términos económicos y de un crecimiento que se ha dado de bruces con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y que, sin duda, agravará la crisis financiera que ya anunciabamos -ambas- hace meses desde este blog. Estamos hablando de la auencia total de servicios públicos y políticas sociales que vengan a cumplir el papel equilibrador para aquellas personas y sus familias que menos tienen; lo que antes llamabamos, y con razón, la clase trabajadora, los más desfavorecidos que ahora ven que, además, pierden su empleo y se les abre un futuro francamente más complicado que el que tenrán los promotores, los banqueros, los empresarios o los gobernantes locales. La volatilidad de la ideología del compromiso con el pueblo y la gestión líquida, sin cuerpo y sin referencias sociales ha generado lo único que podía generar: la desconianza en la política y los políticos, como instrumento y garantía de alcanzar los niveles básicos de una vida digna en el siglo XXI.

Seguramente somos unos anicuados que no entendemos de ingenieria financiera o de prospectiva social, pero con otro tipo de políticas y de compromiso sólido la izquierda gobernó este pueblo dutante veinte años con una rotundidad que ya no se ha vuelto a repetir. Seguramente se cometieron muchos errores, pero pueden comparar las inversones e aquellos años y todos los servicios que se pusieron a disposición de los vecinos. Haganlo con una hoja y dos columnas y saquen las conclusiones utedes mismos, porque la ideología es necesaria para gobernar y la planificación es imprescindible para saber que hay que hacer en el medio y largo plazo. Resultan pueriles ahora las apelaciones a la deuda heredada después del crash financiero y bursatil que se ha producido sin que se exija responsabilidad algúna, porque ahí quedan las inversiones realizadas y los servicios prestados a las personas en este pueblo, pero ¿quien va a pagar las consecuencia de tanto desatino como el que estamos viviendo?; y decimos del desatino del efecto mariposa de Wall Street como sus dramaticas consecuencias mundiales fruto de la codicia que impregna este sistema capitalista, como los efectos perjudiciales de la imprevisión y el mimo o la connivencia con el ayuntamiento ha tratado a los especuladores que han hecho su agosto en nuestro pueblo.

En el fondo alienta el mismo espiritu volatil de la ausencia de valores. La crisis del sistema financiero mundial ha empobrecido de epente al planeta y la crisis del ayuntamiento ha puesto de manifiesto su incompetencia más radical. Seguramente querrán que la gente les vote en 2011 o que salvemos a los bancos. Esto es lo que hay y no hay más cera que la que arde.

Les aseguramos que nosotros no somos los que hemos originado la crisis, ni hemos hablado con San Pedro para que diluviara ni en nuestra vida anterior matamos a Manolete. Somos, sencillamente, ciudadanos libres en una sociedad adocenada y aburrida y estamos hartos de tanto despropósito público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: