Un lehendakari socialista.

 ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • CARLOS CARNICERO

    11/07/2008

El Zumbido

Las encuestas empiezan a señalar el camino del cambio en Euskadi. Si las elecciones se celebraran hoy, el PSE sacaría por lo menos el mismo número de escaños que la coalición formada por los nacionalistas democráticos. Eso le daría la opción a Patxi López de convertirse en el primer lehendakari no nacionalista desde la restauración de la democracia.

<!–

El Euskobarómetro se ha conocido cuando el lehendakari Ibarretxe se encuentra en mitad de su carrera hacia ninguna parte para sacar adelante la consulta ilegal como fórmula encubierta de promocionar la autodeterminación para el País Vasco. Y los vascos responden al reto del presidente del gobierno de esa comunidad anunciándole la pérdida del poder al que lleva aferrado el Partido Nacionalista Vasco desde hace casi treinta años.

El lento movimiento de oscilación del electorado nacionalista democrático indica un cansancio de la metodología de la reivindicación permanente. Los parámetros de vida en Euskadi, si no fuera por la persistente amenaza de ETA , serían sin duda de los mejores de España. Un sistema fiscal propio, exclusivo junto con Navarra e inaccesible para cualquier otra comunidad autonómica, determina unas capacidades de autogobierno difícilmente superables por el techo marcado por la Constitución que reserva al estado únicamente la representación exterior, algunas competencias de puertos y aeropuertos y la defensa de la nación, toda vez que incluso la acuñación de moneda y la política monetaria está en manos de la Unión Europea.

La reivindicación permanente ha terminado por ser agotadora y el aprovechamiento de la existencia del terrorismo para presionar al estado en esa dirección, de un oportunismo del que se ha percatado la ciudadanía vasca.

La opción más inteligente frente a las provocaciones de Juan José Ibarretxe está en línea con la conducta del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero: la aplicación paciente y firme de la ley sin adjetivos innecesarios que demuestre que este país es un estado de derecho con caminos señalados para todas las conductas respetuosas con los procedimientos de nuestra democracia. Sin aspavientos, pero con la claridad de que las cosas que no están contempladas en nuestra Constitución son sencillamente imposibles. Por ese procedimiento, lo normal, lo más seguro, es que el próximo lehendakari sea socialista. Y eso no es poco.

Carlos Carnicero es periodista y analista político

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: