La semana de la misoginia.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • 38x38 Beatriz Gimeno (escritora y ex presidenta de la Federación Estatal de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales)
  • BEATRIZ GIMENO

    18/06/2008

 

Esta ha sido la semana de la misoginia y del antifeminismo militante, de las resistencias al cambio, de la rabia contra la igualdad. El periódico El País lleva un tiempo dando la tabarra con los hombres que reivindican la custodia compartida, esa que no compartían cuando la tenían y que se les ocurre pedir cuando su mujer les deja. Esa con la que chantajean a las madres para pagar menos pensión, dejarlas sin el piso, etc. Contaré aquí algo muy personal: a cambio de la custodia de mi hijo, que mi compañero pedía, le entregué todo: el piso (que era de ambos) la pensión, el coche, y hasta mis cosas. Entonces, la custodia le importó mucho menos.

<!–

Por si no tuviéramos bastante con estos, aparecen después unas supuestas feministas reivindicando al hombre maltratado. Nadie duda de que exista, nadie pone en duda que todos, hombres y mujeres, de cualquier edad, pueden ser objeto de violencia; nadie pone en duda que hay mujeres que asesinan, maltratan, acosan… nadie pone en duda que las mujeres son capaces de los mismos actos terribles que los hombres. Pero no todo acto terrible es violencia de género. Violencia de género sólo puede ser aquella que permite que un hombre se sienta legitimado a ejercerla contra “su” mujer porque existe un sistema que así lo lleva declarando siglos y porque así lo lleva insertando en la cultura y el subconsciente individual y colectivo. Es una violencia especial que necesita, para ser combatida, y debido a sus poderosos anclajes en nuestro sistema material y simbólico, un abordaje especial. ¡No es tan difícil de entender!

Y luego viene lo de “miembras” y el tremendo escándalo que se monta sin escuchar o reflejar lo que dice la ministra respecto a las medidas que su ministerio va a tomar para trabajar por la igualdad. Pues aquí confieso y declaro que, aunque todos esos señores conservadores y anticuados, no se hayan enterado, muchas mujeres llevamos años utilizando “miembras” en nuestras reuniones y documentos. Y como llevamos años utilizando esa palabra y como vamos a seguir utilizándola, llegará un momento en que se incluya en el diccionario. También esto es bien simple. Aunque Anson se crea que sabe mucho del uso de la lengua ignora algo tan básico como que ésta la construimos los hablantes, y que el diccionario refleja el uso que se hace de ella.

Otra cosa es lo que todas esas críticas ocultan: la creencia de que no somos las mujeres quienes para cambiar la lengua a nuestro favor, para visibilizarnos en la misma. Pues también en eso se equivocan. Vamos poco a poco, más despacio de lo que nos gustaría, pero vamos. Ya nadie se escandaliza por “médica” o jueza”, por más que ni siquiera sé si esa Academia llena de hombres de edad más bien provecta lo ha admitido o no. La verdad es que me da exactamente igual. Vamos a usar la lengua sabiendo que nosotras, y no sólo ellos, tenemos capacidad para construirla y transformarla.

Beatriz Gimeno es escritora y ex presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: