¿Qué se encuentra tras el mito de la presidenta del PP vasco?

POLÍTICA

Han perdido en cuatro años cien mil votos y el puesto de segunda fuerza política

NADIME TRABOLSI

Mucho se ha dicho últimamente acerca de la polémica política vasca María San Gil. Lo cierto es que San Gil, cabeza de los populares vascos de 2004 a 2008, es un referente indiscutible para la vertiente más extrema del partido, pero su prestigio no está avalado por los resultados que ha cosechado. No se trata de ponderar su valía o cualidades personales, sino de remitirse a hechos: recurriendo a comparativas electorales, San Gil arrastró a su partido a los peores resultados desde 1994. La cifra es clara: el PP de Mayor Oreja obtenía en las autonómicas de 2001 cinco escaños más que los conseguidos por la lideresa vasca en 2005.

<!–

Es sabido que las vacas sagradas del partido profesan a María simpatía y apoyo incondicionales. Para las autoridades carismáticas del PP, “María es un referente”. Los populares no han dudado en afirmar que su partido estará “donde esté María”; la pregunta es: ¿está María donde están los vascos? O, lo que es lo mismo: ¿está el partido donde tiene que estar? La respuesta a esta pregunta viene condicionada por muchos factores: ¿de cara a quién? ¿No es San Gil una apuesta con miras a Madrid y a la rama de votantes y dirigentes más conservadores del partido antes que a Euskadi? En resumen: ¿dónde quiere estar el PP de Euskadi, con los votantes vascos que, a juzgar por los resultados, no se identifican con la estrategia dura de María, o con los simpatizantes de esta vertiente fuera de la región?

Pérdida de votos y escaños
Lo que parece claro es que en el País Vasco el estilo San Gil no ha funcionado. En los comicios autonómicos de 2005, la ex presidenta del PP Vasco perdió cuarenta mil votantes en relación a los votos obtenidos por Jaime Mayor Oreja en 1998, y más de cien mil votos con respecto a los que sacó este líder popular en los comicios de 2001. El PP, que tres años antes de su posesión como presidenta era la segunda fuerza política de Euskadi, retrocedió a la tercera plaza, beneficiando al PSE de Patxi López, que conseguía en 2005 cinco escaños más que en 2001, los mismos que perdían los nacionalistas de EAJ – PNV.

“El eterno segundo”
“Los líderes populares vascos son un poco como Raymond Poulidor, el eterno segundo o tercero del Tour. Ésa es su máxima aspiración: estar ahí siempre sin ser alternativa ni tener espíritu de ganador. Ese rol de eterno superviviente o resistente puede estar muy bien para quienes aspiran a vivir de la política con un nivel económico alto”, apunta Gorka Angulo, periodista de CNN y colaborador del diario El País, “pero no para un electorado que vota a su partido para que gane y mande”. San Gil parece, por tanto, un mito enarbolado por la línea dura del PP, si bien los datos corroboran que como dirigente significó un retroceso en votantes y en escaños para el partido.

Cataclismo tras Mayor Oreja
En los comicios autonómicos de 2001, con Mayor Oreja al frente, el PP vasco consiguió el alza y fue el principal beneficiario del voto no nacionalista: el PP se izó como segunda fuerza política de la autonomía. Por ese entonces, el pacto tácito entre el PP de Mayor Oreja y el PSE de Nicolás Redondo hacía soñar con el relevo a los nacionalistas. La coalición, sin embargo, no se llegó a concretar. La sucesión de Mayor Oreja fue desastrosa para el partido: en 2005, un año después de que María asumiera la presidencia, se celebraron las siguientes elecciones al Parlamento Vasco, y los populares cayeron cinco puntos porcentuales por debajo de la consulta anterior, cediendo cuatro escaños respecto a 2001 y uno respecto a 1998.

Las cifras desmienten el mito
Las cifras, por tanto, hablan por sí solas: los populares de Euskadi de la mano de San Gil perdieron 110.000 votantes y cuatro escaños en cuatro años, los de 2005 fueron sus resultados más desastrosos desde el 94. No menos bochornosos resultaron las cifras en las elecciones a las Juntas Generales, donde se perdieron más de 60.000 votantes desde 1999, cuando el PP sumaba 34 escaños en contraste con los 29 actuales. En cuanto a las municipales, los populares registraron una pérdida de 60.000 votos respecto a 2003, y 50.000 votos con relación a 1999.

Descenso en las Generales
Por último, en las Generales también se confirmó este descenso: en 2000, con Mayor Oreja, los populares obtuvieron siete diputados; sin embargo, el PP de San Gil tuvo que conformarse con 3. Entretanto, el beneficiario de la debacle San Gil parece ser el PSOE de Patxi López, que sumaba cinco escaños más que en 2000, un total de 9 diputados que le valían para aventajar incluso a los nacionalistas. Estos últimos en 2008 perdieron un escaño y bajaron a 6, a pesar de haber resistido con 7 diputados en 2000 y 2004.
 
Estrategia equivocada
Lo cierto es que aunque San Gil guste a los miembros más radicales del partido y de la caverna mediática, la estrategia dura del PP no ha funcionado en Euskadi y, por el contrario, ha tenido un alto coste electoral para la formación conservadora. “Desde hace más de una década, el PP vasco vive de la apelación permanente a un discurso heroico, resistente, que quizá pudo tener cierto éxito electoral en los periodos de mayor acoso de los pistoleros de ETA y sus servicios auxiliares a los cargos públicos populares, pero que ya no tiene éxito y suena a pelma y monotema”, sentencia Angulo en un crítico articulo. A la luz de los hechos, el Partido Popular sin San Gil deberá replantearse la línea a seguir. La estrategia de María parece haber funcionado para ganar fieles en Madrid, pero tras su mito se esconde el gran fracaso del Partido Popular en el Pais Vasco, un partido sin duda menos fuerte, cohesionado y votado que hace cinco años.

Anuncios

Una respuesta

  1. ¿Qué pasa que la mayoría de dirigentes del PPartido son de la ultra derecha y les parece que su líder es blando, que va a pactar con la ETA de repente? ¿No recuerdan que Aznar gobernó con los del PNV de Arzallus? ¿Que hablaba catalán en la intimidad y también con el Jordi Pujol?. Estos si que carecen de memoria la historica y la reciente, reciente…

    http://elenaword.wordpress.com/2008/05/22/ortega-lara-abandona-el-pp-rajoy-bajo-sospecha/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: