• Top Clicks

  • Posts Más Vistos

  • Blog Stats

    • 309,722 hits
  • Anuncios

Conferencia de la Associació Ciutadana “Espai Obert de Progrés”

DIJOUS, 22 DE MAIG A LES 20 HORES

SALA GENERALITAT. L’ALCUDIA DE CRESPINS

“LA PROBLEMATICA DE LA VIVENDA Y SOLUCIÓNS”

PONENT: MARIA JOSÉ SALVADOR  (GRUP SOCIALISTA)

DIPUTADA AUTONÓMICA PER CASTELLÓ A LES CORTS VALENCIANES

Anuncios

Sólo el 13% de los contratos laborales hasta marzo fueron indefinidos, según UGT.

Efe. Madrid.-19/05/2008

Sólo el 13% de los contratos laborales registrados en el primer trimestre fueron indefinidos, lo que supone una caída del 11,7% con respecto al mismo periodo de 2007, según un informe sobre la contratación temporal en España elaborado por UGT a partir de los datos del Ministerio de Trabajo.

El estudio, que recoge las cifras de la última Encuesta de Población Activa (EPA), también señala que aproximadamente el 30% de los asalariados españoles estaba sujeto a un contrato de temporalidad en los tres primeros meses del año y que más de la mitad de ellos tenía entre 25 y 39 años. El 25% se situaba entre los 40 y los 59 años, y el 20% tenía menos de 25 años.

El informe añade que del total de asalariados temporales en España en el primer trimestre (5,07 millones), el 85,5% trabajaba en el sector privado y el 14,5% en las administraciones públicas.

Del total de los contratos temporales, el 30,6% fue inferior a los 6 meses, aunque el 13,3% tuvo un contrato de duración superior al año, y sólo el 2,7% sobrepasó los tres años.

Las tasas de temporalidad más elevadas se registraron en los sectores de agricultura, ganadería y pesca, y construcción, que concentraron más del 50%, mientras que las regiones con mayor número de contratos temporales fueron Andalucía, Extremadura y Murcia, con valores a partir del 35%.

Por el contrario, las regiones con las tasas de temporalidad más bajas fueron Cataluña, La Rioja y Madrid, que registraron tasas inferiores al 25%.

En el PP se atisba la escisión.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • CARLOS CARNICERO

    18/05/2008

El Zumbido

En el PP se atisba la escisión

Abuchear al alcalde de Madrid en un acto básicamente del PP en la capital de España no merece la condición de noticia: entra dentro de lo habitual que allí donde las redes de la presidenta de Madrid tienen capacidad de cocinar un agravio contra Alberto Ruiz Gallardón este se represente. Pero no era habitual que la derecha más extrema del PP se atreva a arremeter contra el presidente fundador del partido, Manuel Fraga Iribarne, Ocurrió el sábado en Madrid durante la concentración realizada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) para conmemorar el aniversario del sangriento atentado de ETA en la plaza de la República Argentina.

<!–

La estrella invitada fue Esperanza Aguirre, aclamada por los asistentes en la misma medida que era abucheado Gallardón, mostrando la existencia de dos realidades irreconciliables en el seno del Partido Popular. “Esperanza presidente” fue el grito más jaleado al que sucedió la súplica de que la presidente de Madrid funde un nuevo partido: ¿Ya se dibuja en el horizonte la necesidad de romper el PP en dos realidades distintas?

El primer líder del PP que ha conceptualizado el conflicto en clave de ruptura ideológica ha sido uno de los representantes del sector duro. A Jaime Mayor Oreja le ha salido mal la utilización del carisma de María San Gil que ha quemado su futuro en este PP con el plante ante Mariano Rajoy, sobre todo cuando no ha podido soportar con datos y argumentos la desviación denunciada de la ponencia política del Congreso. Pero Mayor Oreja aportó las bases de esa tesis de ruptura ideológica. En el PP, según Oreja, hay que elegir entre rendición o resistencia. Evidentemente, en esa disyuntiva, los conspiradores están por la resistencia y Rajoy se habría decantado por la rendición.

Pero, ¿qué es para Mayor Oreja y los suyos “resistencia” y qué es “rendición”? Es solo la actualización conceptual de la resistencia emprendida por el PP desde el día siguiente de las elecciones generales del 2004. Resistencia, sobre todo, a reconocer la legitimidad del resultado electoral y, en consecuencia, del Gobierno socialista. En esa verbalización, “rendición” sería aceptar las reglas del juego democrático, de la representatividad de las instituciones y del derecho del Gobierno a decidir la política antiterrorista.

Reeditada la derrota electoral el pasado mes de marzo, Jaime Mayor Oreja exige prolongar la resistencia frente al derecho y la legitimidad del Gobierno de dirigir la política del estado y, más en concreto, la lucha antiterrorista. Mayor Oreja, San Gil , Esperanza Aguirre y los suyos, azuzados y dirigidos por Pedro J. Ramírez, quieren que la bronca no decaiga porque en ese caldo de cultivo está garantizada su asistencia a los acontecimientos políticos como pirómanos pretendidamente bomberos.

Si alguna vez hubo pretextos que se quisieron utilizar como argumentos, ya no queda rastro del intento de llevar adelante el proceso de paz con ETA y la pretendida desmembración de España tiene garantizado el equilibrio en el Tribunal Constitucional. Entonces, ¿resistencia frente a qué?

El golpismo como metodología de ocupación del poder necesita dos condiciones básicas: sensación de desorden real o aparente y unos valores pretendidamente en peligro que los golpistas se aprestan a respaldar. En esa forma de operar, todavía nadie se ha postulado contra Mariano Rajoy porque los números del Congreso no dan oportunidad a una alternativas. Sólo desde la propagación de la catástrofe y la llamada a defender valores eternos se concibe la conspiración que hay en marcha en el PP. Por primera vez se empieza a atisbar la ruptura. ¿Quién será el salvador?

Carlos Carnicero es periodista y analista político

Los medios de comunicación de la derecha, directamente contra Rajoy. El PP abierto en canal.

POLÍTICA

El Mundo declara definitivamente la guerra al líder popular

Pedro J. Ramírez pide “tirar” a Rajoy “la bomba atómica”

J.D.

Señala Ramírez en su sermón dominical: “No queda más remedio que recurrir a la ratio última, tirar la bomba atómica y apelar a… su sentido común”. Hay que lanzar a Rajoy la “bomba atómica”, sentencia el director de El Mundo, diez semanas después de que iniciara, en la misma noche del 9 de marzo, la guerra contra el líder del PP, para el que había pedido explícitamente el voto, aunque incluyendo también la opción, ojo, de Rosa Díez.

<!–

“¿Qué tendrá que suceder para que Rajoy se dé cuenta de que desde el 9-M él ya sólo puede presidir una gestora y de que si se empeña en llegar a la cremá como juez y parte de la nit del foc, se convertirá en el único ninot de la Falla de Valencia sin derecho a ser indultado?”, se pregunta retóricamente Ramírez.

Más amenazas
Lista de acusaciones: “Hasta ahora hemos apelado a su patriotismo de partido, a su visión de la jugada e incluso a su inteligente egoísmo. Todo en vano”, puntualiza a modo de amenaza. “Acabemos ya con esto, señor Rajoy”, exclama.

La agonía va a ser terrible
“Ahora veo que la agonía puede ser terrible. Rajoy empieza a ser prisionero de su propio disparate y finge ignorar el clamor que dice que el Rey está desnudo. Está tan mal acostumbrado que no se da cuenta de que si durante cuatro años sus tropezones, balbuceos y brotes de absentismo eran discretamente camuflados bajo el altar del pragmatismo, desde ahora y hasta que tire la toalla serán magnificados por el mismo motivo”, advierte.

En el palacio de invierno
Provocadora descripción de la crisis por la que atraviesa el PP: “Las bases del PP han quedado relegadas al sumiso papel de siervos de la gleba”. Ramírez va a por todas. Evoca el palacio de invierno en el que se ha refugiado “el zar Rajoy” y sus fieles, palacio “sobre el que se proyecta la sombra de Rasputin mejor pagado de todos los tiempos” (Alusión inequívoca al malvado Pedro Arriola, otra bestia negra de los amotinados contra Rajoy, cuando Arriola fue hace casi veinte años fichado como gurú por Aznar).