San Gil, Mayor Oreja y el efecto boomerang.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • CARLOS CARNICERO

    16/05/2008

El Zumbido

San Gil, Mayor Oreja y el efecto boomerang

La división en el PP vasco es de tres a dos. Dos tercios del partido le recriminan a su dirigente el haber tomado las iniciativas de los últimos días para desgastar a Mariano Rajoy sin contar con la organización del partido. La maniobra diseñada por Jaime Mayor Oreja para mover sus peones en el País Vasco ha quedado al descubierto y sin apenas apoyos. Un boomerang lanzado por María San Gil que se le ha vuelto en contra.

<!–

¿Pero qué quiere ahora Jaime Mayor Oreja? Habría que repasar su biografía. Por lo menos, la de los últimos años. Fue ministro de Interior durante la tregua y la negociación con ETA de José María Aznar. Utilizó el Ministerio de Interior como una inmensa plataforma personal para lanzar su candidatura a presidente del Gobierno vasco. Utilizando con generosidad los medios y las posiblidades que le brindó el Ministerio de Interior, creó una plataforma de intelectuales que se acomodaron al discurso del pacto entre “constitucionalistas” para crear un frente antinacionalista vasco. Se presentó a las elecciones con el mayor aparato mediático –que reunió a medios de comunicación progresistas y conservadores- puesto a disposición de ningún candidato en España. El resultado de esa operación fue la derrota de Mayor Oreja y el fortalecimiento del Partido Nacionalista Vasco, que utilizó con inteligencia el victimismo inherente a tan fausta operación.

Luego, Mayor Oreja se fue del Parlamento Vasco demostrando que no ha nacido para gestionar la oposición sino el Gobierno. Su despedida fue clamorosa porque llegó tarde a una importante votación que se perdió por su ausencia.

Desde un retiro dorado en el Parlamento Europeo mueve los hilos de la dirección del PP vasco. Ahora es uno de los más activos dirigentes populares en ejercer la conspiración contra Mariano Rajoy. Sus últimas declaraciones hablando de “rendición o resistencia” indican claramente la nostalgia que tiene Jaime Mayor Oreja de la trifulca de la última legislatura.

De momento, los militantes del Partido Popular se han dado cuenta de la maniobra y observan cómo el boomerang le ha dado en la cara de María San Gil, que es el parapeto en donde se esconde Jaime Mayor Oreja.

Carlos Carnicero es periodista y analista político

Anuncios

3 comentarios

  1. La crisis del PP es la peor de su historia, puede que estemos aisistiendo a la disolución de un partido de 700.000 militantes. no sería del todo malo porque así se tendrían que retratar, los liberales, los católicos, los conservadores, los socialdemócratas, que de todo hay en la viña del señor, y en el PP también.

    Una explicacióna ala crisis del PP en
    http://jeunesetcons.wordpress.com/2008/04/23/pisoteando-el-articulo-6/

  2. El Partido Popular en el País Vasco, no es lo mismo que un PP vasco. Jaime Mayor Oreja nunca ha sido de mi complacencia, siempre le he visto como un hombre oscuro y capaz de engañar a todo incauto que se le ponga por delante. Tras esa falsa sonrisa de SANDOKAN jubilado se ha escondido un magnífico estratega de sus entramados políticos y financieros. Y ahora ha caído y se le ha vista la verdadera cara; de un judas que ha creado un PP vasco de amiguismos (personas de su confianza) a los que ha proporcionado sendas poltronas y ahora le han salido perezosos, sin responder a su lucha intestina contra el hidalgo Rajoy. Su llamada de discordia que pretendía derrocar a un gallego de temple, que ha demostrado saber aguantar la tormenta y los tornados con la flema de un gallego de pura cepa.
    Ya lo dijeron los jesuitas cuando entraron en el Reino de Galicia para evangelizar a sus naturales: “ Los hombres de estas tierras tienen un gran talento para las artes de las letras y la política” Y con un gallego alto como la Torre del Castillo de Sober en tierras de Lugo, que los irmaldiños no pudieron desmochar, salió el Conde de Lemos dándoles caza.
    Aféitate las barbas Jaime que te las van a rasurar por traidor.
    Entre Jaime Mayor Oreja y Mariano Rajoy optaré siempre por Mariano. Pero, entre María San Gil y Jaime Mayor Oreja, me quedo con San Gil que además tiene nombre de santo.

  3. Las aguas tormentosas se están canalizando a sus cauces. Mariano Rajoy ha ganado, su partido le ha votado democráticamente y lo ha elegido como su Moisés; que sin duda llevará al Partido Popular a la tierra prometida, donde él será el próximo presidente del Gobierno Español, si Zapatero no frena la crisis.
    Ambos líderes son tenaces y sus pulsos por el poder serán de tracción y retracción. Para acelerar cuando próximos a la meta, a uno de los dos le pasará como a nuestro gran campeón de fórmula 1 Fernando Alonso, llegará el séptimo a la meta de la Moncloa.
    Pero no debemos olvidar que Rosa Díez vine pisando el acelerador a “toda pastilla” y será UPyD quizás, el partido bisagra.
    El PP ha sufrido por dejar a políticos de la talla de Fernando Maura en el dique seco. Porque a éste político de gran talla, un día se le atragantó el gaznate por no tragar con ruedas de molinos.
    Y como soy una persona que veo más allá de mis narices, cuando me pongo las gafas, deseo que gane el mejor. Y ahora, Mariano tiene que pisar el acelerador para obligar a Zapatero a correr más…, para mitigar esta crisis galopante que amenaza con la paralización de la economía española.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: