La Biblioteca Valenciana cuelga el cartel de “Vuelva Ud. mañana”

Sant Miquel dels Reis

La Biblioteca Valenciana cuelga el “vuelva Ud. mañana”

un millón de documentos. Depósito de fondos de la Biblioteca, que en 2007 alcanzó el millón de documentos.
 pablo casino
 MULTIMEDIA

La Biblioteca Valenciana, el primer centro bibliográfico de la Comunitat, tiene cerrada durante la tardes por falta de personal la sala de consulta de sus fondos gráficos, antiguos y valiosos. Los investigadores denuncian que vienen arrastrando esta reducción de horario desde hace dos meses.

A. G./R. M., Valencia
Corren malos tiempos para la cultura en la Comunitat Valenciana. Mientras los bólidos del mar y de los circuitos de carreras encuentran todas las facilidades de la Generalitat para competir en Valencia, el fórmula 1 de nuestra cultura, la Biblioteca Valenciana (BV), tiene que echar el freno y cerrar por las tardes su principal sala de consulta por falta de personal.
La biblioteca de bibliotecas de la Comunitat ha reducido a la mitad el horario de apertura de una de sus dos salas de investigación. El cierre parcial ha indignado a los investigadores que acuden a diario a este faro de sabiduría, pues afecta a la joya de la corona de la instalación del antiguo monasterio de Sant Miquel dels Reis: la sala Gregori Maians, donde se custodian los fondos gráficos, antiguos y valiosos.
En ella los estudiosos pueden consultar los manuscritos, las ediciones de los siglos XV, XVI, XVII y XVIII, así como todas aquellas de especial rareza y valor bibliográfico y todos los documentos pertenecientes al fondo gráfico -9.000 carteles, 200.000 documentos fotográficos (positivos y negativos), 30.000 postales antiguas y un millar de grabados- de la Biblioteca Valenciana.
Dos meses sin servicio
Varios investigadores han denunciado a Levante-EMV que dicha sala de fondos gráficos, antiguos y valiosos no abre sus puertas en horario de tarde desde que hace “unos dos meses se marchó el trabajador que la atendía”, explica uno de los estudiosos.
Las dos salas de investigación, en teoría, tienen un horario ininterrumpido de consulta desde las 9 de la mañana a las 20,30 horas de lunes a viernes, según se anuncia en la web de este organismo (http://bv.gva.es) dependiente de la Generalitat.
Un portavoz de la Conselleria de Cultura confirmó esta semana a este diario que efectivamente dicha sala está cerrada por las tardes “porque el trabajador que estaba en ella se ha ido a la Universitat”. Una situación, que según esta fuente, “no era previsible”.
Desde el departamento que dirige la consellera Trinidad Miró apuntan que han solicitado a la Conselleria de Hacienda que se cubra la plaza y que esto no se producirá previsiblemente antes del 14 o el 15 de enero. No obstante, dicho portavoz recalcó que la celeridad de dicha sustitución “es una decisión que depende de la Conselleria de Hacienda”.
“Archivo de una parroquia de barrio”
Otro investigador, que destaca que “no es de recibo que falte de personal en el primer centro bibliográfico de la Comunitat Valenciana”, relata que las carencias van más allá de la imposibilidad de consultar fondos gráficos por las tardes.
Así, explica que la Nicolau Primitiu -la sala general de investigación en la que se pueden estudiar las monografías y publicaciones periódicas de los siglos XIX, XX y XXI- “ofrece muy mal servicio, puesto que la poca gente que la atiende no puede dar abasto”.
Relata que, aunque en teoría el horario de petición de documentos finaliza a las 19.45 horas, “la mayoría de las tardes no se sirve ningún libro a partir de las 17 horas porque no hay suficiente gente en el interior de los archivos”. “Esto no es una biblioteca de una parroquia de barrio, sino tienen personal que lo creen”, opina contrariado.
Técnicamente, según especifica la web de la BV, esta institución se “encuadra en el grupo de las bibliotecas nacionales de España”. En este sentido, un historiador que se ha encontrado en Sant Miquel dels Reis I con el retorno del vuelva usted mañana que el escritor Mariano José de Larra acuñó en 1833 para ilustrar el anquilosamiento y el exceso de burocracia de la Administración decimonónica, se pregunta: “¿Qué pasaría si algún investigador fuera a la Biblioteca Nacional y le dijeran que no tienen personal y no le pueden atender?”. “Es increíble que pasen estas cosas en la tercera ciudad de España”, lamenta.
Una situación “puntual”
Desde la Conselleria de Cultura no niegan la carencia de personal, pero la atribuyen a una situación “coyuntural” típica del final y del principio del año. Argumentan que siempre por estas fechas “los funcionarios suelen cogerse los días libres y moscosos que no han consumido, con lo que baja el personal”. Sin embargo, la fuente niega que se produzca la falta de atención que critican los investigadores.
Por contra, un historiador habitual de las instalaciones de Sant Miquel dels Reis desde que la Biblioteca Valenciana se trasladara allí el 31 de marzo de 2000, asegura que la situación actual “es la peor de todos estos años”.
Cuenta que aparte de la carencia de personal, “es vergonzoso que un ascensor de la BV haya tardado 8 meses en ser reparado, o que durante los tres días que abrió durante la semana de Navidad, el pobre guarda de seguridad tuviera que dar la información a la gente que iba por la tarde porque no había ningún funcionario en recepción”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: