Ejemplos de buenas prácticas en el campo de las energías alternativas.

Ejemplos de buenas prácticas:

1. Las buenas prácticas son la mejor publicidad para nuevos proyectos y clientes

Por Georg Hille, ecovision GmbH&Co

Nuestro proyecto “ecovision Solarfonds GmbH&Co. KG Stuttgarter Schulen” ha instalado plantas fotovoltaicas de propiedad compartida en cinco escuelas de Stuttgart, la capital del estado federal alemán de Baden-Württemberg. 76 socios limitados juntos, que invirtieron 7.500 € de media, han realizado una instalación de 309 kWp, siendo propietarios del 33% de las acciones.

Estos socios limitados, nuestros clientes, están fuertemente impresionados por el buen comportarmiento de las plantas FV. Durante la instalación y operación, invertimos mucho en gestión de la calidad. Nuestras plantes son monitorizadas y visualizadas on-line por una de las instituciones líderes en el área, el Fraunhofer ISE de Friburgo, Alemania. Consecuentemente, estamos superando nuestra previsión de beneficios, actualmente por más de un 10%. Hemos sido seleccionados como una de las instalaciones con mejores resultados por la revista alemana líder en el sector, Photon.

Los impactos son obvios: nuestros clientes repiten, con mayores inversiones en cada nuevo proyecto.

Los bancos están ofreciendo mejores tipos de interés para los créditos, ya que el banco federal alemán KfW permite tasas de interés de acuerdo a las categorías de los clientes.

Podemos convencer a nuestros clientes de manera mucho más facil de unirse a nuestros proyectos con un retorno moderado sobre la inversión en lugar de brillantes trípticos que ofrecen alto beneficio – a baja probabilidad.

Y por último, pero no por ello menos importante, tenemos una relación cómoda con nuestros clientes durante los 20 años de vida del proyecto.

2. “Huerta Solar de GFM”. Villa Don Fadrique, (Toledo), España.

Por María de Pablo

El Grupo GEA fue fundado en el año 2002 para el desarrollo y la promoción de proyectos en el ámbito de las energías renovables, especialmente de la energía solar fotovoltaica.

En el año 2005, este grupo comenzó a construir la huerta solar Villa 1 que se encuentra en el municipio de Villa de Don Fadrique, en Toledo, localidad en la cual se está potenciando fuertemente la inversión en la generación eléctrica a través de la energía solar fotovoltaica, hecho que ha contribuido a un importante desarrollo a nivel local de la zona.

La huerta está emplazada en una superficie aproximadamente de 6 Hectáreas y alberga las instalaciones de más de 30 propietarios, la mayor parte de ellos residentes en el mismo municipio de Fadrique. Cada propietario ha adquirido instalaciones de diversa potencia, en un rango comprendido entre los 5 kW hasta los 100 kW según sus posibilidades económicas. De la misma manera, se han instalado paneles solares de diferentes tecnologías, cristalina o de capa fina, tanto en estructuras fijas como con seguimiento, con el objetivo de analizar cuál es la configuración óptima según las características de la zona, principalmente la irradiación y temperatura.

En la actualidad en la huerta hay instalada una potencia de aproximadamente 500 kW, y existen previsiones de ampliarla hasta  alcanzar los 800 kW en los próximos meses.

Por último es importante destacar que durante el periodo que llevan en marcha las instalaciones se han superado las expectativas de producción de la planta, alcanzándose valores de  2.020 horas equivalentes (kWh/kWp).

La producción anual de la huerta solar Villa de don Fadrique es aproximadamente de 1.710.000 kWh al año, energía con la que se podrían abastecer cerca de 500 hogares, y evita la emisión de más de 1.100 tn de CO2 y más de 2.350 kg de SO2 a la atmósfera.

3. Energies Citoyennes de la Weiss, Francia.

Por Angela Saade

El proyecto la Weiss empezó en 2002, en un contexto muy favorable, contando don el apoyo de los políticos electos locales. Se realiza en el Comcom de la Vallée de Kaysersberg (CCVK), que agrupa a 10 ayuntamientos del Alto Rin.

La asociación ECWeiss se creó en julio de 2004, inaugurando el proyecto en 2006. Los primeros kWh se producían en mayo de 2007.

En total, la instalación, realizada sobre el tejado del Museo de Madera de Labaroche, ocupa una superficie de 80 m2.

Desde el principio, la participación ciudadana era uno de los objetivos del proyecto y para ello se realizaron estudios sistemáticos. El derecho local permite a la asociación tener beneficios y repartirlos entre los miembros, si los estatutos lo precisan claramente, por lo que los estatutos fueron redactados para evitar ser fiscalizados. Las partes son retribuidas, y los beneficios repartidos tras la amortización. Para ello, se realiza un contrato entre el particular y la asociación.

El coste total de la instalación fue de 63000€, de los cuales un tercio fue aportado por la ciudadanía, en 200 partes de 100€, siendo el coste total de 7900 €/kWp. El resto del capital lo aportaron ADEME, la Región de Alsacia y Labaroche.

La comunicación se realizó esencialmente de boca a boca, pero también a través de la prensa y radio local y a través de la participación en salones y ferias.

Actualmente hay numerosas solicitudes por parte de potenciales inversores así como de proyectistas, por lo que se plantea el desarrollo de nuevos proyectos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: