CASI 0CHO DE CADA DIEZ ESPAÑOLES NO CONFIAN EN RAJOY.

Casi ocho de cada diez españoles no confían en Rajoy

CIS

2007112239rajoydentro_20071123.jpg

Ángel Acebes, Mariano Rajoy y Eduardo Zaplana.

@Julia Pérez.- 23/11/2007

El liderazgo del presidente del PP, Mariano Rajoy, está de capa caída. Casi ocho de cada diez encuestados (75,8%) no confía en el líder popular, según la encuesta de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Sólo al 19,6% le inspira mucha o bastante confianza.

La desconfianza hacia el dirigente del PP ha crecido en 1,2 puntos respecto a julio, cuando el CIS elaboró la última encuesta de valoración política de los principales líderes. Entonces el 74,6% de los españoles decía sentir poca o ninguna confianza en Rajoy, frente a un 23,5% que confiaba en él.

Este barómetro revela un cierto desfondamiento del presidente del PP, criticado por el sector más conservador por su negativa a cancelar un compromiso anterior y acudir a la manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) convocada para mañana en Madrid. El partido atraviesa por el pulso entre dos tendencias. Una, más centrista, defiende mirar al futuro, superar la masacre del 11-M y captar más electores. Otra, situada más a la derecha, sigue empeñada en la búsqueda de los distintos agujeros negros de la tragedia.

La encuesta se elaboró en octubre, entre el 22 y el 29 de octubre, cuando el Gobierno atravesaba la crisis del fiasco del AVE a Barcelona, con la cancelación de los trenes de cercanías en esa ciudad, y recibía los disparos del fuego amigo desde El País y el resto de medios del grupo de Prisa.

La muestra revela que tampoco soplan buenos vientos para José Luis Rodríguez Zapatero en el final de la legislatura. Seis de cada diez encuestados por el CIS (59,3%) desconfía del presidente, lo que supone 1,9 puntos más que en julio pasado. Frente a esta percepción, el 37,1% dice confiar en él.

Zapatero y Rajoy arrancan la precampaña electoral a trompicones. Porque, si se cruzan estos datos con lo que opinan los votantes que participaron en las elecciones de 2004, resulta que ninguno de los dos inspira confianza entre una parte significativa de su electorado respectivo.

Estas son las cifras. El 28,6% de los electores socialistas confiesa abiertamente que tiene poca o ninguna confianza en Zapatero, aunque un 69,7% de ellos confía en el presidente. A su vez, el 34,3% de los votantes del PP reconoce que Rajoy le inspira poca o ninguna confianza, mientras que el 62,8% de los electores populares apoya la gestión de Rajoy.

Empate técnico: el PP recorta distancias al PSOE pero ninguno despega

El barómetro augura que el PP recorta puntos al PSOE, aunque este partido ganaría las elecciones. Entre ambos tan sólo hay 2,3 puntos de diferencia. Si hoy se celebraran los comicios, los socialistas obtendrían el 39,7% de los votos, mientras que el PP tendría el 37,4% de los sufragios. Por su parte, IU lograría el 5,5% de las papeletas, seguida de CiU (3,1%), ERC (2,1%) y PNV (1,5%).

Llama la atención ese 5,1% de electores del PSOE que estaria dispuesto a votar al PP si hoy se celebrasen las elecciones, aunque la mayoría (74%) permanece fiel partido. Esta circunstancia no ocurre en el caso de los simpatizantes del PP, donde el 82,6% sigue votando a su formación política y sólo el 1,7% escogería al PSOE.

Las actuaciones del PP en la oposición y del Gobierno socialista tampoco salen bien paradas en la encuesta. La mayoría de los españoles, el 42%, califica de regular la gestión del Ejecutivo, mientras que el 27,8% la considera buena o muy buena, y el 26,5% la tilda de mala o muy mala. Respecto al PP, el 50,1% cree que su estrategia de oposición es mala o muy mala, seguido de un 32% que la califica de regular y un 13,3% que, en cambio, la aprueba.

Ambos proyectos políticos tampoco triunfan entre los simpatizantes de sus respectivos partidos. La mayoría de los votantes populares, el 47%, califica de regular la actuación del PP en la oposición, frente a un incondicional 39% que la considera buena, y un 12% que opina que es mala. A su vez, el 53,5% de los electores del PSOE cree que la gestión del Ejecutivo de Zapatero es buena. Pero un significativo 37,6% la califica de regular y un 7,5% la tacha de mala o muy mala.

Este barómetro demuestra que el escenario de marzo queda abierto, porque no despegan ninguno de los dos principales partidos sino que hay un empate técnico. No hay transferencia de votos entre PSOE y PP, y los nacionalistas continuarían siendo la llave para establecer una compleja red de coaliciones y formar Gobierno. A favor de Rajoy está que los electores populares son muy fieles a su partido, mientras que el resultado de Zapatero dependerá de si logra movilizar a la izquierda en torno suyo.

Todos los políticos suspendenLos españoles están descontentos los líderes políticos. Todos ellos suspenden, sin excepción, al quedar por debajo de una puntuación de cinco sobre diez. El más valorado es Zapatero, 4,92 puntos (5,01 en el anterior barómetro, de julio), mientras que Rajoy cae al quinto puesto, con 3,75 puntos (3,81 hace tres meses).Por delante de Rajoy está el coordinador de IU, Gaspar Llamazares, con 4,15 puntos; Josep Antoni Duran Lleida, portavoz de CiU, con 3,87, y Josu Jon Imaz, del PNV, con 3,8 puntos. Detrás del líder del PP sólo hay dos políticos: el canario Paulino Rivero (3,55 puntos) y Josep Lluís Carod-Rovira (2,6 puntos en la encuesta de julio).

Los ministros salen también muy mal parados y sólo sube la valoración del vicepresidente económico, no en vano la encuesta se elaboró cuando se negociaban los presupuestos y Pedro Solbes se convertía en el custodio de las cuentas públicas. Sólo tres logran el aprobado raspado de los españoles: María Teresa Fernández de la Vega (5,23 puntos), Solbes (5,13), y José Antonio Alonso (5,02 puntos). La peor valorada es la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, con 3,7 puntos.

La vivienda, el primer problema personal

Los españoles tienen una percepción de la situación económica muy distinta de Zapatero. La mayoría piensa que está regular (44,4%), seguida por los que creen que es mala o muy mala (32,2%). En último término se encuentran los que la consideran buena o muy buena (22,4%).

Si se les pregunta sobre cómo ven el futuro económico dentro de un año, la percepción no mejora mucho: el 34,2% cree que seguirá igual que ahora, mientras que el 33,5% piensa que estará peor. Sólo el 12,6% opina que mejorará.

El paro es la principal preocupación de los españoles al ser citado por el 37,4% de los ciudadanos, cuando en la anterior encuesta ocupaba el tercer lugar. En total, ha aumentado 2,4 puntos, los mismos que desciende la vivienda que es hoy la segunda preocupación (34,9%), seguida de la inmigración (32,5%). El terrorismo de ETA baja del segundo al cuarto puesto (del 35,4% al 31,6%) como uno de los principales problemas que existen en España.

En cambio, las preocupaciones personales de los españoles casi no han variado respecto a la muestra anterior: la vivienda es su principal quebradero de cabeza (27%), seguida por los problemas económicos (26,3%), el paro (19%) y las preocupaciones por la calidad del empleo (14,1%).

El barómetro del CIS está basado en una muestra de 2.500 ciudadanos, que fueron entrevistados personalmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: