Consideraciones sobre los resultados históricos electorales en L’Alcúdia de Crespins

urna3.jpg

Relamente un municipio de 5.000 habitantes no se presta, con los resultados electorales de 1977 a 2007, con la friolera de treinta años de historia democrática, a sesudos analisis sociológicos ni a teorias de pactos, complicidades, arreglos o componendas. La realidad es tan cruda como simple la interpretación de las derrotas o las victorias de la izquierda y la derecha, en el supuesto de que los conceptos coincidan con los tradicionales partidos mayoritários en la democrácia española es, especialmente en nuestro pueblo, clara y meridiana por la poca complejidad de los factores que intervienen en el voto.

En el campo que nos ocupa tenemos que dar por buena la certera máxima política de que las elecciones no las gana la oposición, sino que la pierde el partido que gobierna. Es muy sencillo deducir que, además, en un espacio social tan reducido como L’Alcúdia de Crespins, la confianza es un elemento fundamental que se asienta sobre la capacidad de trabajo de los candidatos, sus perfiles sociológicos y personales y la capacidad de liderazgo político y social.

Cuando en un pueblo la gente vota en unas elecciones lo hace de manera diversa: mayoritariamente por ideología en las generales, con el corazon más la ideología en las autonómicas, con el corazón, la ideología y la confianza en el candidato en las locales y con creciente desinteres en las consultas europeas.

Con esta visión, sencilla y abierta a cualquier matización realizada con mejor criterio, entendemos que podemos apuntar unas cuantas obviedades que se deducen de los datos y que no pretenden llegar a ningun analisis del que se deduzca ningúna tesis. Por eso queremos realizar una pequeñas acotaciones que nos daran la medida de lo que ha sucedido en materia electoral en nuestro ámbito local, sin intentar siquiera razonar ni entrar en la intrahistoria partidaria de cada formación política que da para otro tipo de reflexión.

Así pués, podemos deducir de los datos históricos que:

1º.- El censo electoral de L’Alcudia de Crespins ha experimentado un incremento de 1.257 personas con derecho a voto.

2º.- No obstante eso, la abstención ha pasado del 9 % en 1997 al 21 % en 2007. Se incrementa 12 puntos.

3º.- La mitad de los votantes que suponen ese incremeneto de 1.257 ciudadanos constituyen el aumento del censo electoral, se ha quedado en su casa en 2007.

4º.- Hasta 1999 el porcentaje de participación en las eleciones locales siempre ha sido superior a las Elecciones Autonómicas y Generales.

5º.- La progresión de la abstención ha sido constante desde 2003 y da un salto cualitativo en 2007 situando la abstención en el 21% (4,9 puntos más) y cayendo en la misma proporción la participación.

6º.- Con excepción de las Elecciones Locales de 1983 y 1987, sienpre han concurrido más de dos listas electorales a los comicios locales.

7º.- Las diferentes candidaturas locales presentadas por el PSOE entre 1979 y 1999 han obtenido siempre más votos que las correspondientes candidaturas en eleciones autonómicas celebradas en el mismo día.

8º.- Desde 1979 hasta 1999, el PSOE ha superado al PP en cualquier tipo de elección por una media ponderada de 21,62 puntos porcentuales. Esta diferencia se eleva al 50% en las Locales de 1987 y al 30 % en las de 1991, en las que concurren únicamente dos candidaturas PSOE y PP.

9º.- Por contra, el PP no comienza a superar al PSOE ni en las autonómicas de 1995 en las que perdemos el Gobierno de la Generalitat Valenciana, ni en las Generales de 1996 en las que perdemos el gobierno de España. Las autonómicas de 1999 marcan un punto de inflexión con un aumento del voto al PP, que en solo en poco más de dos legislaturas ha alcanzado un porcentaje médio del 48,50 % que establece una sustancial diferencia diferencia con el porcentaje del PSOE, 39,81 %. El PSOE ha perdido casi un ocho por cien de los electores efectivos y el PP ha ganado más de quince puntos porcentuales sobre el mismo cuerpo electoral homogeneamente dimensionado.

 Sencillamente le han dado la vuelta al marcador en número de apoyos electorales a pesar del espejismo que arrojan los concejales asignados a cada partido al aplicar la Ley d’Hont

Las cuestiones que se derivan de estas consideraciones someras son realmente sencillas: el electorado se aleja, en general de la política, incluso la más cercana. El PSOE se hace el harakiri sin ningúna necesidad objetiva en 1999 favoreciendo la aparición de fuerzas políticas que recogen el descontento y la mala conciencia política de votar a la derecha. El gobierno de coalición que protagonizó una moción de censura no ha dado más rendimiento electoral a las formaciones que la protagonizaron, el PSOE ha ganado solo 1 voto, ganando el 1,2% de votos desde 2003 a 2007 sumando un concejal y el BLOC ha perdido 105 votos y un concejal, perdiendo el 3,1% de votos a su candatura. Estos votos perdidos no han ido a parar al PSOE u otra formación política. El PP ja incrementado su porcentaje en 4,3 puntos y se ha quedado con los mismos concejales que en 2003.

El rigor en la interpretación de los datos es fundamental en un discurso de izquierdas que ha de diagnosticar el mal para afrontar las soluciones que no pasan por otro lugar que por la asunción de responsabilidades, el debate de las ideas, la apertura a la sociedad, la creación de canales de participación, la proximidad a las personas y a su vida cotidiana. Es necesario hacer visible el trabajo que dignifique los comportamientos políticos y los haga merecedores de la confianza de las personas, de los electores, de los hombres y las mujeres que viven en este pueblo que habitamos todos y con los que temos que establecer un compromiso sin mesianismos, porque la gente ya es adulta y sabe lo que quiere, no necesita salvadores sino ciudadanos y ciudadanas que, de manera voluntaria, se presentan ante la sociedad local y que acceden por la voluntad popular de manera libre y democrática , y no por méritos própios, a representarlos.

Es decir, los cargos electos locales han de ser capaces de transformar la voluntad del pueblo en políticas que incrementen su calidad de vida y su bienestar individual y colectivo, al mismo tiempo que garantizan los derechos que nos dimos con la Constitución Española de 1978 y los que emanan de nuestra integración en Europa.

Seguro que lo estamos haciendo mal y la gente nos lo está diciendo con su voto. La pelota está en nuestro tejado y no podemos mirar a otra parte como Don Tancredo. Además de una irresponsabilidad como ciudadanos, sería nuestro suicidio político;  y los hombres y mujeres que compartimos este espacio de acción y reflexión, al que invitamos a todos, no estamos para muchos entierros políticos, sino para trabajar y alumbrar ideas y propuestas participadas que nos reconcilien con la gente y permitan desarrollar, desde el gobierno municipal, las politicas que merecen los ciudadanos y las ciudadanas de nuestro pueblo. Abstengase pues de polémicas estériles y nubes de colores. Los ciudadanos nos están diciendo muy clarito lo que quieren y hay que pegar la oreja.

Espai Obert Socialista- Forum d’Acció i Reflexió Socialista

Servicio de Estudios.  

caz2drblcaff2qk7cawk9ldrcab01tejcaqd7uy3ca77vlnacaolww77cafet73ncag0zgbtca0l50n1camviyvpcaxkf21wcarbdmb8cabfymawcauja4wocap2m54rcab8zj8ycavmbku0.jpg

Anuncios

Una respuesta

  1. La realitat de lo que este poble a votat dese el 1999 sempre a guanyat el PP com voras el responsable del PSOE Local a segut Xavier Simon i mai prem responsabilitat per salvar el partit si no que busaca el seu interes personal,jo crec que pedre tres voltes segides ja eu te BE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: